abril 2020

1
Consejos para la vuelta a los despachos
2
¿Puedo presentar ya la DEC 2020?
3
¡No caigas en las redes del «Phishing»!
4
¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?

Consejos para la vuelta a los despachos

Es evidente que esta situación de crisis sanitaria nos ha pillado a pie cambiado a todos, tanto en el ámbito particular como profesional.

A nivel particular; llevamos más de 40 días conviviendo y trabajando la gran mayoría en nuestras casas de la mejor forma posible, pero…

¿Y cuando tengamos que volver a nuestros despachos?

Hemos de tener en cuenta que el pasado 7 de abril se aprobó Real Decreto 13/2020 que modifica el anterior redactado de marzo y estipula que si quedase acreditado que un empleado se contagia en la empresa se considerará un accidente de trabajo normal, y no solo a los efectos económicos de la prestación, lo que significa responsabilidad plena para la empresa.

Esta responsabilidad, podría traducirse en reclamaciones de trabajadores que sufrieran secuelas o incluso una incapacidad laboral como consecuencia del contagio de la enfermedad, e indemnizaciones si se declarase que el accidente laboral (en este caso el Covid-19), se produjo por faltas de medidas de seguridad por parte de la empresa.

Puesto que no queda claro a quien le corresponde la carga de la prueba, lo que debemos procurar como empresa, es cumplir siempre con la normativa de riesgos laborales. Especialmente en estos momentos.

¿Segunda sala de descanso? ¿Nuevo comedor? Las posibilidades son infinitas.

La actividad de mediación de seguros no se ha paralizado en ningún momento, por ser considerada una de las esenciales, por ello deberemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Fomentar y posibilitar el teletrabajo siempre que sea posible, evitando los riesgos de desplazamientos innecesarios, uso de transportes públicos, realizar videollamadas.
  • Proveer de mascarillas y guantes de protección debidamente homologados, jabón y toallas secamanos de papel etc. en caso de que se deba acudir al puesto de trabajo.
  • En cuanto al distanciamiento social, implementar acciones para garantizar la distancia mínima entre trabajadores, escalonar los horarios de comida, de salida y entrada etc. 
  • Mantener una comunicación constante y actualizada (vía e-mail) con todas las recomendaciones posibles hacia los trabajadores.
¿Qué medidas tienes previstas en tu despacho?

Por ello, desde Solvento os pasamos algunos consejos útiles:

  • Gestiona el equipo en función del espacio físico disponible, ¿pueden mantener el espacio mínimo?

  • Existen soluciones de instalación rápida para dividir los espacios de trabajo.

  • Dispón de material para los empleados: mascarillas, guantes y soluciones hidroalcohólicas, y si es posible para visitas externas.

  • Coordina con tu equipo,  un nuevo horario que permita continuar con las funciones principales de la correduría.
Toda prevención es bienvenida.

Entre tod@s, tenemos el compromiso de activar la economía lo antes posible, sin olvidar que, esta pandemia ha cambiado la forma de trabajar y colaborar en la sociedad.

Un fuerte #teleabrazo.

¿Puedo presentar ya la DEC 2020?

Hace un mes os informamos que, como consecuencia de la declaración del estado de alarma (publicada en el BOE de 14 de marzo), quedaba suspendido el plazo de presentación de la Declaración Estadístico-Contable 2019 (DEC), que inicialmente tenía fijada como fecha límite el 30 de abril. 

Durante estos días hemos realizado diferentes comunicados informando que, pese a la suspensión del plazo, es posible presentar igualmente la DEC y, por tanto, dejar cumplida esta obligación.

Desde Solvento hemos contactado esta semana con la Dirección General de Seguros, que nos ha manifestado que están trabajando internamente para determinar cuál será el nuevo plazo de presentación de la DEC. Cuando tengamos noticias al respecto os informaremos de ello.

Para terminar con esta breve entrada, os volvemos a recordar que ya podéis facilitarnos de manera telemática la documentación necesaria para confeccionar vuestra DEC. Así, una vez conocida la fecha límite, se podrá gestionar de manera más eficiente su presentación.

Un #teleabrazo para tod@s.




¡No caigas en las redes del «Phishing»!

En estos días de confinamiento varios clientes y amigos nos contactan por correos extraños que les incitan a pagar por diversos servicios (por ejemplo renovaciones de hosting) y qué queremos mostrarte con un ejemplo:

Ejemplo de correo Phishing.

A simple vista parece verídico, ya que;

  1. El logo de la compañía aparecía. 
  2. La estructura del correo tenía coherencia.
  3. El remitente parecía ser la propia empresa del hosting.
¿Que hace sospechar que esto es phishing?

A pesar de que el campo:
«De: dominio@Nominalia.com»

Vemos que se responde:
«A: Nominalia (Máscara) niro@assura24.com (Destinatario real)»

Vaya…. la terminación del mail al que se responde ya no es la corporativa.

1ª Alarma.

Además, si la empresa sabe mi nombre y estos mails automatizados incluyen etiquetas personalizadas como: |NAME| o |ADRESS| o |PHONE|, que se cogen de nuestros formularios de registro normalmente ¿Porque generaliza llamándome «cliente»? ¿Ya no soy nadie para esta empresa…? ¿¡QUÉ ESTÁ OCURRIENDO!?

Calma, es solo algo más a tener en cuenta.

2ª Alarma.

Volviendo al mail de ejemplo, vimos que nos mandaba a una URL subrayada en azul oscuro. Bien, al igual que en la parte del destinatario, vemos que esa parte en color es solo una máscara y que la URL o link real lo podemos ver si dejamos el cursor encima del enlace:

3ª Alarma.

Ok, aquí podríamos concluir que este mail es fake y nos quieren robar información, pero si queremos asegurarnos del todo necesitaremos usar la siguiente  herramienta web:

 

E introduciremos la URL real haciendo click derecho sobre el link mascara y seleccionamos la opción: «Copiar Hipervinculo».

Y una vez pegado en el recuadro y dándole a la lupa de la derecha…

¡ALERTA ROJA, ALERTA ROJA!

¡Voilá!

4ª Alarma.

¿Pero y qué pasa si no me he fijado y he abierto el hipervinculo? ¿¡Es muy grave doctor!?

Calma. Respira.

  1. En primer lugar, confiamos en que TOD@S teneis instalado un filtro anti-spam en el correo.

  2. También confiamos en que utilizais una extensión/addon/widget contra el phishing en vuestro navegador de internet, si aún no lo usáis:

    El Filtro SmartScreen de Internet Explorer ayuda a identificar sitios web notificados como de suplantación de identidad (phishing) o de malware

    Protección contra el Malware y el Phishing en Firefox.

    Protección contra phishing y software malicioso en Google Chrome.

    Evitar la suplantación de identidad (phishing) en Safari.

  3. La mayoría de phishing necesita que tu introduzcas los datos para poder robarlos.

  4. Fijaros en la URL una vez estáis dentro, ¿Tiene HTTPS y es de color verde? Bien, puedes navegar con tranquilidad, ¿No tiene HTTPS y es de color rojo? Mal, cierra la pestaña ahora mismo. Además estas URL suelen tener un prefijo extraño o alguna característica que te pueden hacer ver que no estás en la página oficial de la empresa a la que corresponde la URL.

  5. Si por lo que sea has llegado a introducir datos en un enlace de phishing, cambia de inmediato los datos de acceso y si has facilitado datos bancarios, avisa al banco y ellos procederán a cambiar tu pin, datos de acceso a la banca electrónica etc.
EN RESUMEN:
  • Sospechar si hay errores gramaticales o una mala redacción del texto. 
  • Si el mensaje te obliga a tomar una decisión inminente es mala señal.
  • Comprueba la dirección del remitente. 
  • Si recibes comunicaciones anónimas del tipo “Estimado cliente”, “Notificación a usuario” o “Querido amigo”, es un indicio que te debe poner en alerta.
  • Ninguna institución, banco u organismo público te va a pedir datos personales por correo electrónico, y menos tu número de cuenta. 
  • Un servicio con cierto prestigio utilizará sus propios dominios para las direcciones de email corporativas. Si recibes la comunicación desde un buzón de correo tipo @gmail.com, @outlook.com o cualquier otro similar, sospecha.
  • Aplica la ecuación: solicitud de datos bancarios + datos personales = fraude.

Por último, si quieres hacer algo por el bien de los demás, si recibes algún tipo de phishing puede denunciarlo a través del buzón de la Oficina de Seguridad del Internauta:

 

Esperamos que esta entrada os sea útil para vuestro día a día, ya no sólo en esta época de teletrabajo, puesto que los ataques de phishing son constantes.

Desde Solvento os enviamos un fuerte #Teleabrazo. Y muchos ánimos.

¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?

Después de más de 15 días desde que se decretó el Estado de Alarma, todos nos hemos visto inmersos en un mar de dudas sobre cómo llevar de la mejor forma posible una situación ajena a cualquier previsión real de afrontar nuestras diferentes responsabilidades, tanto personales, familiares y de trabajo.

En primer lugar, personal porque independientemente de la edad que uno tenga y de las experiencias que la vida le haya deparado, esta situación de confinamiento se escapa a cualquier experiencia vivida.

En segundo lugar, familiares por la necesidad de saber de nuestros seres queridos, amigos y conocidos. A medida que van pasando los días la preocupación avanza y nos sobrepasa en muchas ocasiones.  

Y en tercer lugar el profesional, por cómo se está encajando esta situación en los diferentes despachos de corredores y corredurías. Un sector asegurador que, paradójicamente, excluyen por lo general las pandemias, y que hasta hace poco nos resultaban difícil imaginar. La realidad siempre supera la ficción.

Ahora bien… ¿cómo está afectando la enfermedad COVID-19 en el sector de la mediación?

Durante estos días, he recibido diferentes inputs de todo tipo de corredores y corredurías sobre cómo están llevando sus despachos y actividades, sus equipos y sobre todo la sobre saturación de información en la que nos encontramos diariamente (incluyo este artículo). Sea por la generación de contenido del propio sector como la que se genera a través de los RD del Gobierno y otras medidas de Gobiernos Autonómicos, para ayudar y controlar la situación de crisis, me veo en la tesitura de aportar una visión particular sobre qué consecuencias se derivan en el sector de la mediación a causa del COVID-19.

¿Qué medidas están tomando algunas corredurías?:

La primera: volcarse en “contactar” (remarco en comillas esta palabra) con los clientes para preguntar: ¿cómo estás? ¿Estáis todos bien?  La diversidad de clientes de una cartera hace que las situaciones también sean distintas: he cerrado la tienda, estoy preocupado mi negocio no puede continuar, he sido afectado por un ERTE, etc. Situaciones que para el corredor son también una preocupación, y es aquí donde su proximidad es imprescindible para transmitir al cliente que está a su lado, que cuenta con él, que le asesorará en aquellas decisiones clave para no perjudicar su futuro inmediato que eviten tener que anular pólizas por miedo a impagos, sin valorar el impacto real que podría conllevar en caso de siniestro.

Ahora más que nunca es necesario el contacto verbal/visual con el cliente.

Es aquí, donde radica la acción actual del corredor. Conocer cuál es el grado de riesgo que puede tener actualmente el cliente y explicarle qué medidas se pueden tomar de forma coherente para garantizar en la medida de lo posible su bienestar.

En este punto es donde la gran mayoría de Entidades Aseguradoras han activado sus diferentes ayudas al consumidor en forma de: descuentos, aplazamientos, etc. Estas ayudas son imprescindibles para que se mantenga la estabilidad económica, tanto en particulares como en pymes, gracias al sector asegurador que lucha también contra esta crisis sanitaria.

Por eso es muy importante “comunicarse” con el cliente para hacerle partícipe que ser “mediador” de seguros es algo más que tramitar una póliza. Es captar las necesidades del cliente, es analizar el riesgo, es valorar qué solución es la más acorde y buscar en el mercado asegurador el producto que mejor se ajuste a dicha necesidad.

La segunda: La iniciativa colaborativa con la CRUZ ROJA de FECOR, ADECOSE, AUNNA, CIAC, COJEBRO, E2K, ESPABROK y el CONSEJO GENERAL, que juntos representan la casi totalidad del sector de la mediación, hace que podáis estar muy orgullosos de participar de este acto solidario que va más allá de los objetivos comerciales, cuotas de mercado, competencia y operadores de Banca Seguros.

«Estamos hablando de contacto directo con las personas, y es aquí donde un mediador de seguros es el contacto directo para tratar de los riesgos.» 

Y por último, estoy convencido que esta experiencia que estamos viviendo nos enseñará a cambiar y adaptarnos en las nuevas reglas de comunicación con los clientes.

Por último pero no menos importante y menos en los tiempos que pasan, os mandamos un fuerte #teleabrazo, y recordad, #quedateencasa.

error: Contenido protegido.