Consultoría

1
Vacaciones COVID en 2021, ¿Ya se puede viajar?
2
Analizar y aprovechar el cuadro de mando
3
Cómo valorar de forma general mi negocio
4
NUEVA REGULACIÓN TRABAJO A DISTANCIA
5
5 nuevos consejos para el corredor de seguros
6
¿Preparados para un cambio?
7
¡No caigas en las redes del «Phishing»!
8
¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?
9
ANALIZANDO LA “LEY DE DISTRIBUCIÓN DE SEGUROS”
10
La generación del 60…relevo o continuidad

Vacaciones COVID en 2021, ¿Ya se puede viajar?

La etapa vacacional está a la vuelta de la esquina, tod@s tachamos los días en el calendario mientras suspiramos, «otro día menos» pensamos.

Gran parte de la población Española a fecha de hoy ya está vacunada al menos con la primera dosis, pero esto no es suficiente para poder viajar a cualquier país ya que la pauta no estaría completa a falta de una segunda dosis, y además han de pasar 14 días desde la última inyección.

Si cumples con estos requisitos, tu pauta de vacunación estará completada y así figurará en el ‘Certificado Covid Digital Europeo’, conocido como ‘pasaporte Covid‘. A continuación os dejamos con una lista de destinos europeos donde podréis viajar sin problemas:

Países abiertos sin restricciones o con medidas diferentes para los vacunados

Albania 🇦🇱: Albania no tiene ninguna restricción para entrar (ni vacuna, ni PCR, ni cuarentena), aunque se harán pruebas aleatorias en el aeropuerto.

Alemania 🇩🇪Alemania permite la entrada a los viajeros vacunados sin restricciones.

Antigua y Barbuda 🇦🇬: Cuarentena de 48 horas para aquellos que hayan completado la vacunación.

Armenia 🇦🇲los viajeros vacunados no necesitan proporcionar una PCR para viajar a Armenia.

Austria 🇦🇹: vacunación de al menos una dosis con 21 días de vigencia. Recuerda que en Austria para ir a cualquier evento, restaurante o bar, necesitarás realizar un test de antígenos, gratis y disponibles en numerosos puntos del país.

Bahamas 🇧🇸: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con un período de cuarentena.

Barbados 🇧🇧: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con un período de cuarentena.

Belice 🇧🇿las personas que han sido vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con un período de cuarentena.

Bosnia-Herzegovina 🇧🇦: si estás vacunado podrás viajar a Bosnia-Herzegovina sin restricciones.

Bulgaria 🇧🇬las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR.

Chipre 🇨🇾, Grecia 🇬🇷 e Israel 🇮🇱: los gobiernos de estos tres países tres países mediterráneos acordaron la creación de un corredor turístico mediante el cual los vacunados de covid-19 podrás desplazarse entre estos países sin necesidad de prueba PCR o cuarentena.

Croacia 🇭🇷: no hay prueba de PCR ni cuarentena si está vacunado o si ya has pasado el COVID-19.

Costa Rica 🇨🇷: no hay ni PCR, ni cuarentena, sin embargo, deberás contratar un seguro de viaje. Todos los detalles aquí.

Colombia 🇨🇴: Colombia ya no pide PCR ni cuarentena a los viajeros internacionales, incluso sin estar vacunados. Más información aquí.

Dinamarca 🇩🇰: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir un período de cuarentena.

Ecuador 🇪🇨: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con un período de cuarentena.

Eslovenia 🇸🇮: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con un período de cuarentena.

Francia 🇫🇷: a partir del día 9 de junio, si estás vacunado no necesitas PCR ni antígenos.

Georgia 🇬🇪: las personas que han sido vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR para viajar a Georgia.

Guatemala 🇬🇹: si estás vacunado no necesitas PCR ni pasar una cuarentena para viajar a Guatemala.

Honduras 🇭🇳: si estás vacunado no hace falta presentar PCR.

Irlanda 🇮🇪: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con un período de cuarentena

Islandia 🇮🇸: la cuarentena de cinco días no se aplica a los viajeros vacunados que quieran viajar a Islandia.

Italia 🇮🇹: sin restricciones para los vacunados.

Letonia 🇱🇻si estás pensando viajar a Letonia, podrás hacerlo sin restricciones si estás vacunado.

Líbano 🇱🇧: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR para viajar al Líbano. No hay cuarentena obligatoria en el país.

Lituania 🇱🇹: si has sido vacunado o has tenido covid-19 en los últimos tres meses no necesitas proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con el período de cuarentena para viajar a Lituania.

Macedonia del Norte 🇲🇰no hay restricciones, a no ser que llegues desde Grecia. En este caso, deberás respetar una cuarentena de 14 días.

Madeira 🇵🇹: La isla ha abierto un ‘corredor verde’ para recibir a los turistas que han sido vacunados o se hayan recuperado del coronavirus.

Malta 🇲🇹: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir un período de cuarentena.

México 🇲🇽: para viajar a México no hay ninguna restricción. Más información aquí.

Moldavia 🇲🇩: Las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir un período de cuarentena.

Montenegro 🇲🇪Montenegro no tiene ningún tipo de restricción. No es necesario ni PCR, ni cuarentena.

Nepal 🇳🇵las personas vacunadas no necesitan realizar una prueba de PCR ni cumplir una cuarentena.

Noruega 🇳🇴: Noruega no tiene restricciones a los vacunados por COVID-19.

Países Bajos 🇳🇱: Holanda se une a la lista de países que no exige PCR si estás vacunado.

Panamá 🇵🇦Las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR, ni cumplir con una cuarentena (a no ser que llegues de un país de América Latina).

Polonia 🇵🇱: aquellos viajeros que estén vacunados no necesitan proporcionar la PCR para viajar a Polonia. Tampoco hay cuarentena obligatoria.

República Dominicana 🇩🇴sin restricciones para los españoles. Tan solo hay controles aleatorios a la llegada. Más información aquí.

Rumanía 🇷🇴: las personas vacunadas durante al menos 10 días no necesitan proporcionar una prueba de PCR y cumplir con un período de cuarentena.

Salvador 🇸🇻: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con un período de cuarentena.

Suiza 🇨🇭: Suiza levanta las restricciones para los vacunados por COVID-19.

Tailandia 🇹🇭: si estás vacunado, puedes viajar a Phuket y puedes viajar al resto del país pasados 14 días de tu llegada. Más información aquí.

Turquía 🇹🇷: las personas vacunadas no necesitan proporcionar una prueba de PCR ni cumplir con un período de cuarentena.

Uruguay 🇺🇾todavía no está confirmado, pero el gobierno uruguayo pretende abrir las fronteras a los viajeros que hayan sido vacunados o que ya se hayan recuperado del covid-19 (con un certificado de anticuerpos)

Fuente: «El blog de viajes by Chapka»

¿Y qué pasa si no tengo la pauta completa o no estoy vacunado?

Pues que tendrás que seguir todas las recomendaciones de seguridad aparte de, según el país donde viajes, tener que realizar/presentar PCR y/o hacer cuarentena previa.


Desde Solvento Consulting, como expertos en el sector de la Mediación queremos recomendaros que contratéis un buen seguro de viajes con vuestro Corredor de Seguros de confianza. Esta decisión os ahorrará cualquier preocupación que podáis tener y os ayudará a viajar con la tranquilidad que necesitáis ya que, cualquier gasto derivado por algún tema de COVID-19 quedará automáticamente cubierto, además de las principales ventajas que ya comporta de per se contratar un seguro de viajes.

Analizar y aprovechar el cuadro de mando

«Una visión práctica aplicada a los corredores de seguros»

Cuántas veces puede haberse preguntado un corredor de seguros, ¿cómo puedo potenciar el negocio? Y ¿Qué cosas debería corregir para cambiar la tendencia de mi negocio?

Estoy convencido que unas cuantas, pero la pregunta clave es, ¿qué estrategia me he marcado? Y ¿Qué marcadores debo utilizar para evaluarlo?

Antes de continuar, sería bueno recordar una entrada ya publicada sobre, plan estratégico, ¿la asignatura pendiente?

“La esencia de la estrategia no es simplemente elegir qué hacer; también exige elegir lo que no hay que hacer’’. Es decir, no solo con marcar una estrategia se obtiene un resultado, sino corrigiendo las desviaciones que vamos midiendo con la evolución del negocio. Éste es el objetivo de un Cuadro de Mandos.

Una definición comúnmente utilizada es la siguiente:

“Un cuadro de mando integral es una herramienta de gestión empresarial que permite, en tiempo real, tener una perspectiva global de todos los procesos que afectan a una empresa. Y es que, pese a que, en sus inicios, los cuadros de mando se consideraban soluciones orientadas a medir, con el tiempo, su evolución, los ha convertido en potentes herramientas capaces de cambiar y virar las estrategias de una empresa”.

Centrándonos en el sector asegurador, y en concreto en los mediadores de seguros, vemos que algunos ERP ya disponen de su Cuadro de Mando que le permite al corredor disponer de cierta información a tiempo real sobre la evolución de su negocio.

Pero ¿qué pasa cuando estos indicadores son genéricos y muestran una fotografía estándar sobre el negocio?  Que el exceso de información puede distraer la atención sobre los objetivos reales que cada organización se hayan marcado en su plan estratégico.

Por ejemplo, cualquier corredor/correduría, con independencia del volumen y de su composición, tiene una serie de atributos comunes a su actividad que han de ser medibles y comparados temporalmente, como son los clientes, pólizas, recibos, siniestros, proyectos o incluso las anulaciones.

Recordemos que la actividad del mediador a lo largo de la vigencia de cada póliza intermediada se centra en estos 3 grupos:

Por lo tanto, si atribuimos a cada uno de estos grupos los indicadores que más se ajusten a los objetivos del plan estratégico, nos ayudarán a realizar un seguimiento para que el corredor pueda corregir aquellas posibles desviaciones no deseadas.

Pongamos un ejemplo sobre cómo podría aplicarse en cada uno de los grupos mencionados anteriormente, los diferentes atributos internos y externos, que nos permitirán cuantificar los indicadores que hayamos escogido en función de las necesidades del corredor en cuestión.

El siguiente paso sería comparar los indicadores con cada una de las 4 áreas de un cuadro de mando de una correduría estándar, a fin de conocer el comportamiento de los mismos:

Un ejemplo sobre qué parámetros puede utilizar el corredor para compararlo en cada una de estas áreas descritas sería el siguiente listado:

  1. Económica
    1. Ingresos por comisiones totales y recurrentes
    1. Margen por cliente de cartera y nueva producción
    1. Margen por póliza de cartera y nueva producción
  2. Clientes
    1. Riesgo de fuga
    1. Incremento de clientes en vigor
    1. Tasa de renovación
    1. Motivos de anulación
  3. Procesos
    1. Número de incidencias (conectividad Cias)
    1. Número de recibos / pólizas tramitadas
    1. Ratio de efectividad comercial
    1. Comunicación con los clientes
  4. Ramos
    1. Ratio pólizas por ramo
    1. Margen comercial por ramo
    1. Siniestralidad por ramos

El resultado de este ejercicio le permitirá al corredor comprobar la evolución sobre cada uno de los indicadores escogidos, y así corregir aquellas posibles desviaciones de forma objetiva y rápida.

Pero ¿por dónde empiezo a confeccionar un cuadro de mando?

El proceso de implantación de los cuadros de mando puede ser progresivo, no necesariamente todo corredor está en disposición de aplicarlo de forma global y que le permita conocer “on time” la evolución de su negocio. Pero sí, que puede empezar con los CM departamentales.

Elegir una o dos áreas descritas (económica, clientes, procesos y ramos) permitirá al corredor trabajar y profundizar en aquellos indicadores que quiera evaluar. Es un buen inicio para conocer a su vez la calidad de los datos con los que trabaja.

Haciendo hincapié en la calidad de los datos, cabe destacar que es el principal hándicap que muchos profesionales del sector todavía no han resuelto. Estos datos deberían ser la piedra angular del corredor, en la que pivota toda su actividad presente y futura, para así permitirle sacar el mayor rendimiento posible a su negocio.

Corredores sin programas de gestión

Así mismo en el cumplimiento de la confección de la DEC, puede apreciarse que la simple extracción automática de los datos que sirven para confeccionarla no es posible debido a que la calidad de algunos los mismos no es completa. En consecuencia, todavía un número importante de mediadores que ha de recurrir a otro tipo de certificados y/o listados para elaborarla. Todo esto implica que, la gestión de los datos es vital para elaborar un cuadro de mandos eficiente.

Otro punto importante que dificulta el desarrollo del CM es el exceso de indicadores. Suele ser el problema más habitual que nos debe hacer pensar en concretar y no dispersarnos en su número.

El segundo de los factores que dificulta la implantación de estos CM, es la calidad de los datos. Todas las personas implicadas en los diferentes procesos de captación, contratación y siniestro han de ser muy estrictos con éstos. Trabajando y desarrollando una buena base de datos, cualquier correduría puede tener la capacidad de desarrollar un Cuadro de Mando Integral, que le permitirá conocer la evolución de su negocio.

Animo a todos los lectores mediadores que focalicen su atención en la gestión/calidad de los datos de su negocio.

https://adndelseguro.com/claves-negocio/munoz-analizar-aprovechar-informacion-cuadro-mandos/

Publicado en ADN del Seguro

José A Muñoz CEO de SOLVENTO CONSULTING

Cómo valorar de forma general mi negocio

Puedes ver el artículo también en ADN del Seguro:

La pregunta sobre cómo valorar mi negocio, en una situación de incerteza socio económica por la COVID-19 tiene mucho calado, sobre todo para aquellos profesionales/empresarios que desean conocer qué valor tiene su negocio actualmente.

Para ponernos en contexto, vamos a destacar que la valoración de un negocio (corredor/correduría de seguros) en este artículo se centrará como es lógico, en el fondo de comercio -cartera de seguros – que este profesional/empresario viene desarrollando durante X años.

Y como tal, lo primero que tendremos que saber responder a estas cuestiones:

Estas cuestiones han de ser vistas desde una retrospectiva como mínimo de los cinco últimos ejercicios.

  • ¿Qué recursos utiliza el corredor para captar y gestionar clientes? Gestión comercial directa, a través de colaboradores, Leads, clientes corporativos, individuales, cautivos, etc.
    • Qué derechos y obligaciones se derivan en los diferentes acuerdos con terceros en la captación de clientes.
  • ¿Qué perfil de ramos viene desarrollando el mediador en su actividad?
    • Ramos de particulares/empresas, con mayor o menor valor añadido/con una rotación mayor en renovaciones/colectivos /individuales, etc.
  • ¿Cuántas personas trabajan en la actividad de mediación?
    • Está dimensionado conforme al volumen de clientes, tiene automatizados procesos a través del ERP, la antigüedad del personal y los planes de formación realizados.  
    • La ratio ingresos totales/coste empresa comparativa sectorial y territorial
  • ¿Con qué Aseguradoras se distribuye principalmente y qué tipo de acuerdos económicos vinculan la trayectoria del mediador? Negociación individual, Asociación, franquicia.

Y respecto a los ingresos derivados de la actividad, hay que tener en cuenta:

  • ¿Qué ingresos ha obtenido durante los cinco últimos años, qué ingresos son recurrentes, qué comisiones cede a colaboradores? Y qué previsión de ingresos tiene en el ejercicio actual
  • ¿Qué partidas de gastos son realmente afectos a la actividad y cuáles de estos son recurrentes para mantener la estructura?
  • Identificar posibles pasivos ocultos, como pueden ser cláusulas en contratos con terceros que vinculen la operación a realizar, deudas con aseguradoras, liquidaciones a colaboradores pendientes, así como estar al corriente de las obligaciones tributarias antes de realizar la transacción.
  • Excluir aquellas partidas de ingresos y gastos no afectos a la actividad, para definir una cuenta de explotación lo más ajustada a la realidad, según el fondo de comercio y los recursos que este necesita para mantenerse.

Con toda esta información recabada, podremos realizar el análisis de ratios del negocio que nos indicarán los parámetros en los que se sitúa la correduría vs el sector.

Obervaciones

Especial atención a la calidad de las BBDD de las corredurías, un factor que ayuda a mejorar la valoración de un negocio (recordemos; sector servicios/producto intangible) es la calidad de los datos.

  • Todavía hay un número importante de mediadores que no destinan parte de sus recursos en depurarlos, y dejan de lado la ventaja que supone disponer de una buena BBDD en un proceso de venta.
  • El efecto bañera en las corredurías, especial atención, conocer las bajas y saber cómo se está actuando para retener al cliente puede ser un factor para valorar positivamente o por el contrario en detrimento sobre una valoración.

¿Cómo lo valoro?

Después de haber realizado la captación y obtener las ratios necesarias, ¿cómo valoro el negocio? En el mercado existen diferentes formas y tendencias sobre cómo valorar una cartera de seguros, pero las más comunes y consensuadas son las siguientes:

  • Coeficiente multiplicador.
    Muy extendido en el sector de la mediación, el valor multiplicador por x veces las comisiones del último año…pero ¿Qué cálculo sustenta el factor multiplicador?
    Es decir, ¿es correcto aplicar 2 veces, 1,2 veces o 3 veces las comisiones del último año?
    Hemos de saber calcular qué valor de retorno podemos obtener a través del EBITDA que sea en torno a 6-8 años, de esta forma podemos realizar una cuenta de explotación con los ingresos y gastos previstos vinculados al fondo de comercio en cuestión.
    Este método nos aporta un valor teórico, sobre el que se proyectará en x años, a partir del cual veremos qué retorno tendremos sobre la adquisición del fondo de comercio.
  • Rentabilidad generada por cliente. Este método es algo más técnico, y se utiliza para analizar con más detalle la rentabilidad generada por cliente durante los años analizados.
    El resultado permite hacer proyecciones sobre la viabilidad de la cartera con relación al promedio de clientes activos y la rotación de estos.

Es evidente que estas u otras formas de valorar un negocio son válidas, si el resultado nos ha permitido obtener el retorno previsto.

Para ello lo más importante es recordar disponer de la mayor información, tanto para el que realiza la valoración, como para el que quiere que le valoren. La transparencia y facilidad en disponer los datos necesarios siempre multiplica.

NUEVA REGULACIÓN TRABAJO A DISTANCIA

Siguiendo con los aspectos a tener en cuenta como consecuencia de todos los cambios que se han ido produciendo estos meses atrás, en este artículo vamos a tratar de explicar los puntos más importantes del Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre que entra en vigor hoy mismo, 13 de octubre de 2020.

Es muy posible que derivada de la situación sanitaria que nos afecta desde marzo, parte de su plantilla (si no toda) haya pasado a prestar sus servicios de forma telemática parcial o totalmente, desde su domicilio, bien sea por motivos de restricción de movilidad, organizativos para cumplir con las órdenes sanitarias, etc.

Por la situación de urgencia que se generó en aquel momento, fue preciso dar una respuesta tan rápida como necesario y con ello, se produjeron situaciones de desigualdad e incertidumbre que de haber contado con la debida planificación y recursos quizá no hubieran ocurrido.

En los tiempos que corren donde prima lo tecnológico y donde es imperativo dar el servicio más eficaz y limpio posible, está claro que la figura del trabajador a distancia, conocido como “teletrabajador” ha venido para quedarse.

El trabajo a distancia es una figura que ya estaba recogida en la ley, en el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores:

https://bit.ly/311qG9N

Si bien, los 5 apartados de los que constaba dicho artículo no eran suficientes para regularlo y por ello el pasado 23 de septiembre se publicó en el BOE este nuevo Real Decreto Ley aportándonos una regulación más extensa sobre esta figura jurídica, quedando el redactado del artículo 13 de Estatuto como sigue:

“Artículo 13. Trabajo a distancia. ET

Las personas trabajadoras podrán prestar trabajo a distancia en los términos previstos en el Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia.”

Antes de entrar en materia propiamente, cabe señalar que esta nueva regulación es de aplicación tanto para aquellas situaciones de trabajo a distancia futuras, como a las vigentes que ya se vinieran realizando con anterioridad al 23 de septiembre de 2020, reguladas mediante acuerdo o convenio colectivo y hasta el fin de su vigencia.

IMPORTANTE: Tal y como se establece en la Disposición Transitoria Tercera del RDL 28/2020 à Si el trabajo a distancia se hubiese implementado por la empresa excepcionalmente en aplicación del art. 5 del RDL 8/2020, es decir, con carácter preferente durante la pandemia, o como consecuencia de contención de las medidas sanitarias, y mientras estas se mantengan (por ahora, tiempo indeterminado), las empresas no deberán de formalizar los acuerdos de trabajo a distancia con los trabajadores que vengan realizando actividades de trabajo a distancia, aunque se deberá dotar a dichos trabajadores, obligatoriamente, de los medios, herramientas, equipos y consumibles que exige este modo de trabajo.

FAQS

¿A quién aplica esta norma?

A todas las personas trabajadoras que presten sus servicios a distancia con carácter regular.

¿Qué entenderemos por “a distancia” y cuando tendrá carácter regular?

Trabajar a distancia supone trabajar para la empresa, pero desde el domicilio de la persona trabajadora o desde aquél otro sitio que decida, y tendrá carácter regular cuando al menos el 30% de los servicios han sido prestados a distancia en un periodo de referencia de 3 meses.

¿Trabajo a distancia = teletrabajo?

Muchas veces se utilizan ambos términos para designar lo mismo, cuando en realidad son términos diferentes.

Trabajar a distancia tal como lo hemos definido en la anterior pregunta como trabajar significa hacerlo desde un lugar diferente al centro de trabajo de la empresa, mientras que teletrabajar consiste en trabajar a distancia, pero mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación. Dicho de otra forma, el teletrabajo exige el uso de las nuevas tecnologías de comunicación.

¿Qué derechos tienen los trabajadores a distancia?

La respuesta es clara: los mismos derechos que los trabajadores presenciales, salvo aquellos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral de manera presencial, y no podrán sufrir perjuicio en ninguna de sus condiciones laborales, incluyendo retribución, estabilidad en el empleo, tiempo de trabajo, formación y promoción profesional.

Así mismo, las empresas están obligadas a evitar cualquier discriminación, directa o indirecta, particularmente por razón de sexo, de las personas trabajadoras que prestan servicios a distancia.

¿Puede imponerse el trabajo a distancia, sea por el trabajador o por la empresa?

La respuesta es NO. El Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, establece que el trabajo a distancia será voluntario tanto para la persona trabajadora como para la empleadora y requerirá la firma del acuerdo de trabajo a distancia, que se regula en esta propia norma. Este acuerdo puede formar parte del contrato de trabajo inicial o puede realizarse en un momento posterior.

Además, dada la voluntariedad establecida, la Ley permite revertir la decisión de trabajar a distancia, tanto para la empresa como para la persona trabajadora.

¿Qué acuerdo se suscribirá con la persona trabadora?

Si se cumplen los requisitos para que la relación sea considerada como a distancia, se deberá formalizar un escrito que contendrá como mínimo las siguientes cuestiones:

– Especificar la duración del acuerdo de trabajo a distancia.

Inventario de los medios, equipos y herramientas que exige el desarrollo del trabajo a distancia concertado.

Enumeración de los gastos que pudiera tener la persona trabajadora por el hecho de prestar sus servicios a distancia, así como forma de cuantificación de la compensación que obligatoriamente debe abonar la empresa y momento y forma para realizar la misma.

Horario de trabajo de la persona trabajadora y dentro de él, en su caso, reglas de disponibilidad obligatoria.

– En el caso de combinarse trabajo presencial y a distancia, porcentaje y distribución entre ambas modalidades.

– En cuanto al centro de trabajo de la empresa, deberemos de especificar al que queda adscrita la persona trabajadora a distancia y donde, en su caso, desarrollará la parte de la jornada de trabajo presencial.

Lugar de trabajo a distancia elegido por la persona trabajadora para prestar sus servicios a distancia, pudiendo ser, o uno o dos o más, ya que no existe limitación expresa.

– En el caso de pactarse situaciones de reversibilidad o retorno al trabajo presencial, deberemos establecer los plazos de preaviso para estas situaciones.

– Se establecerán los medios de control empresarial de la actividad.

– Se deberán de determinar los procedimientos a seguir para los casos de producirse dificultades técnicas que impidan el normal desarrollo del trabajo a distancia.

– También tener definidas las instrucciones en materia de protección de datos para trabajos a distancia.

– Instrucciones sobre seguridad de la información, específicamente aplicables en el trabajo a distancia.

¿Cómo se regula el tiempo de trabajo?

Se fundamentará en 3 pilares:

– Horario flexible: la persona que preste servicios es a distancia podrá flexibilizar su horario de prestación de servicios, con los límites establecidos en el acuerdo suscrito y en la negociación colectiva. Es conveniente que en el acuerdo se determine la disponibilidad obligatoria, que deberá de respetar en cualquier caso la normativa de tiempo de trabajo, como por ejemplo los límites de jornada y los tiempos de descanso legal y convencionalmente establecidos.

– Registro horario: aunque los servicios se presten a distancia, seguirá siendo obligatorio el registro horario, que deberá de reflejar fielmente el tiempo que la persona trabajadora que realiza trabajo a distancia dedica a la actividad laboral, sin perjuicio de la flexibilidad horaria, y deberá incluir, entre otros, el momento de inicio y finalización de la jornada.

– Derecho a la desconexión digital: las personas que trabajan a distancia, particularmente en teletrabajo, tienen el derecho a la desconexión digital fuera de su horario de trabajo en los términos establecidos en el art. 88 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre.

¿Quién asume los gastos en el trabajo a distancia?

Una de las novedades más destacadas es el derecho que tienen las personas que trabajan a distancia a la dotación y mantenimiento adecuado y obligado por parte de la empresa, a proporcionar los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral, de acuerdo con el inventario establecido en el acuerdo de trabajo a distancia formalizado por las partes.

Entre los medios se incluyen los consumibles y los elementos muebles, que deberá la empresa ir proporcionando al trabajador, así como el obligado cumplimiento de renovar dichas herramientas y equipos al término de su vida útil.

Por ello es importante resaltar que los equipos y programas tienen que ser proporcionados por la empresa e instalados por ella. Además, la empresa debe proporcionar un canal efectivo de asistencia técnica y mantenimiento de los equipos. Así, en el caso de fallos técnicos en los equipos o medios, y que el trabajador no puede realizar trabajo alguno, no deberá de ser recuperado y debe de ser objeto de remuneración.

En cuanto a los gastos que genere el desarrollo del trabajo a distancia, deberá de ser sufragado o compensado por la empresa, y no podrá suponer la asunción por parte de la persona trabajadora de gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de la actividad laboral.

Los convenios o acuerdos colectivos podrán establecer el mecanismo para la determinación, y compensación o abono de estos gastos.

Una solución a este tipo de gastos que debe la empresa sufragar, sería establecer una cantidad a tanto alzado, para no burocratizar este apartado.

Vemos que la ley se nos redirige al convenio colectivo de aplicación para ampliación de derechos. En el artículo 8.bis (artículo de nueva creación, incluido en la redacción del vigente convenio del sector) podemos leer la regulación que la negociación colectiva prevé para el teletrabajo

https://bit.ly/317yyXv

A la vista de todo lo anterior, podríamos concluir señalando, a modo de resumen que el trabajo a distancia es voluntario, reversible, no ha de comportar gastos diferenciales para el propio trabajador y no ha de suponer una merma en sus derechos como trabajador.

 

5 nuevos consejos para el corredor de seguros

¿Y si os digo que este artículo se publicó en febrero 2016?

Veamos la versión del 2020…

Deciros que han pasado 4 años y una pandemia, y me gustaría destacar que algunas de estas cuestiones siguen siendo de actualidad, y eso no puede ser bueno para el sector.

Versión 2016

Entendemos que muchos corredores se puedan sentir identificados con esta situación, y las principales dudas que se pueden presentar:

  1. ¿Cómo puedo retener mejor a mis clientes?
  2. ¿Necesito depurar mi base de datos?
  3. ¿Cómo realizar campañas con mejor éxito?
  4. ¿Qué debo hacer para implementar el EIAC en mi correduría?
  5. ¿Está mi Web de correduría preparada para móviles y tablets?
  6. ¿Cómo me afectará la Nueva Directiva de Distribución?
  7. ¿Cómo puedo plantear una sucesión en mi correduría? ¿Querrán seguir en este sector?

Y si estas dudas ya existían en 2016… ¿Qué ocurre ahora en 2020?

Antes de entrar en materia del 2020, me gustaría felicitar a todos los mediadores de seguros, que han sabido responder con buena nota la gestión y atención de sus clientes durante el estado de alarma… ¡No ha sido nada fácil! Muchos habéis tenido que actualizaros digitalmente en un tiempo récord, pero lo habéis conseguido.

Aunque también se nos plantea la siguiente pregunta:

¿Qué ocurre si no he conseguido gestionar los retos digitales que ya existían en 2016?


«Software is eating the world“

Cita de Marc Andressen 20/08/2011

A pesar de que parezca que la transformación digital del sector asegurador no ha cambiado mucho desde 2016, se han producido cambios, pero el COVID-19 ha introducido y acelerado nuevos factores digitales durante el 2020.

A continuación te enumeramos  los aspectos a tratar en 2020:

  1. Digitalización / Teletrabajo
  2. Medidas de seguridad para mitigar el Ciberriesgo
  3. La evolución de herramientas predictivas para la gestión de clientes (IA)
  4. Los planes de continuidad en la empresa
  5. La reducción de márgenes comerciales 

    (En el blog podéis ver entradas que tratan algunos de estos temas)

Asimismo, estos son algunos de los puntos a destacar y de los cuales el sector de la mediación ha de tomar nota, para que en el transcurso de los años venideros podamos finalmente decir: “progresa adecuadamente” en cuanto a transformación digital se refiere.

Por ello, durante esta crisis sanitaria los profesionales y empresarios de la mediación, han priorizado la gestión y retención de sus clientes. A consecuencia de esto, no han tenido la oportunidad de poder alzar la vista por encima de la mascarilla y visualizar los cambios que están ocurriendo en el sector.

Parece que la pandemia está afectando a más sectores, cuéntanos más….

Como resultado, estamos viendo cómo el sector financiero (BANCA) está inmerso en un proceso de integraciones / fusiones con el objetivo adaptarse a la transformación digital, sólo tenemos que ver que la mayoría de gestiones que antes realizábamos en una oficina, ahora las podemos realizar desde la APP de la propia entidad. Seguidamente, os facilitamos unos ejemplos:

«El acceso a datos masivos y la inteligencia artificial reduce las barreras de entrada al sector y está cambiando radicalmente el entorno competitivo bancario.» https://bit.ly/32a9osi

«La banca privada acelera la transformación digital» https://bit.ly/3hipN1T

A continuación, imaginar por un instante, un escenario donde los márgenes por tipos de interés son prácticamente nulos…

¿Qué alternativas de ingresos consideráis que potenciará la Banca?

Para acabar, mientras os dejamos pensando en ello, aprovechamos la ocasión para recordaros que lo importante no es qué hacen los demás, sino «¿Qué puedo hacer para que mi negocio se proyecte hacia el futuro y pueda así perdurar más años?«

Una vez más, es cuestión de levantar la cabeza y ver qué cambios tenemos por delante.

¿Preparados para un cambio?

¿Y cómo podrá afectar en mi negocio esta nueva normalidad?

Lo estemos o no, es momento de actuar sobre cómo nos hemos de adaptar a un cambio de escenario (social y de mercado), que afectará en la toma de decisiones de nuestro entorno personal y profesional.

Es una hipótesis de normalidad antes del covid-19, este podría ser el ejemplo de un gran número de corredores y corredurías de seguros:

Corredor de seguros que, a finales del 2019 habría cumplido con sus objetivos marcados, y estaría llevando a cabo los del 2020 con casi el 80% del negocio renovado.

Nada le podría hacer pensar que una crisis sanitaria, cambiará el modelo de negocio de muchas actividades, incluida la distribución de seguros. 

Pero, aún es prematuro adelantar exactamente cuál será su impacto.

Lo que sí tenemos visos, son de las diferentes derivadas que ya se están produciendo (como, por ejemplo, la interrupción de la producción y del consumo y, por lo tanto, del comercio) y otras que cabe esperar como consecuencia de la drástica reducción en el flujo internacional de personas.

Muchos de estos efectos en el corto, medio y largo plazo ya están siendo documentados y adelantados por organismos multilaterales, medios de comunicación y espacios de análisis. 

Este cambio de carril que ha ocasionado el COVID-19, nos ha hecho tomar conciencia que la sociedad se encara de forma acelerada a una transformación / adaptación en casi todas las organizaciones empresariales y profesionales sobre cómo preservar la actividad empresarial.

Siendo el foco de atención estos dos objetivos:

  • Optimización de procesos
  • Inteligencia artificial

Pilares sobre los que la distribución de seguros tendrá que afianzar su actividad.

Optimización de procesos

Modificar el sistema actual de cada correduría para mejorar la rentabilidad de cada póliza intermediada, con el fin de sustituir -total o parcial – las tareas que comprendan mayor coste y que puedan ser automatizadas a través de los procesos que contemplen los diferentes ERP del sector asegurador.

La digitalización no solamente es una expresión recurrente desde hace años, se ha transformado en un vocablo de obligado cumplimiento.

Conscientes de la afectación del COVID-19 provocará en la sociedad y en la economía, la mediación de seguros tendrá que (implementar, adaptar o reformular) en función de la capacidad del corredor, métodos ágiles mediante flujos de trabajo que optimicen los recursos técnicos y humanos que permitan obtener el mejor rendimiento neto por póliza posible.

Repensar

Cada uno de nosotros ha tenido tiempo durante el confinamiento para repensar su modelo de negocio, a replantear cómo sus clientes demandarán sus servicios y sobre todo cómo podrá ser de ayuda en una situación de previsible deflación (bajada de precios). 

¿Qué modelo de negocio deseo para la correduría?

¿Qué procesos no han variados desde hace años?

Y, ¿Cómo se conduce exactamente este proceso?

Un ejercicio de crítica constructiva, para tener una visión macro que permita afrontar un proceso de adaptación a un nuevo marco económico, y por ende, proyectar durante más tiempo un servicio esencial para la sociedad como es la mediación de seguros privados.

Inteligencia artificial

Otra expresión recurrente en el sector asegurador, pero ¿Cómo resumirla? Veamos qué dice Amazon:

La inteligencia artificial (IA) es el campo de la ciencia informática dedicado a la resolución de problemas cognitivos asociados comúnmente con la inteligencia humana, como el aprendizaje, la resolución de problemas y el reconocimiento de patrones.

https://aws.amazon.com/es/machine-learning/what-is-ai/

Link – Fuente: Amazon

Pero… ¿Es posible pensar que se puede aplicar en los mediadores de seguros?

La respuesta es sí, existen varios proyectos basado en esta tecnología que abarcan desde la retención a la contratación pasando por la propensión a cometer fraudes.

Algunos de ellos se han testado ya en corredores de seguros y están listos para ser utilizados sobre las carteras de clientes. Recordemos que un modelo de IA proporciona una puntuación (un número entre 0 y 1) que representa la probabilidad de un evento.

En este caso, el modelo actúa sobre la cartera y predice su caída (churn rate), concretamente señala aquellas pólizas que no van a renovar a su vencimiento.

APP MIS SEGUROS

Desde Solvento por ejemplo, llevamos años apostando por las soluciones digitales y las nuevas tecnologías, un claro ejemplo de esto es la APP (APP MIS SEGUROS) que ofrecemos a toda correduría interesada en invertir en un medio digital para sus clientes.

Durante el confinamiento se ha incrementado en más de un 60% el uso de la APP, y todas aquellas corredurías que han ofrecido a sus asegurados el uso de esta herramienta digital han visto como el trato con sus clientes ha sido fácil, y la respuesta ágil y rápida.

Ahora, es un momento clave para dar el paso definitivo y ofrecer a los clientes de los mediadores un canal de comunicación adaptado a esta nueva normalidad en la que vivimos, un buen medio digital.

 

Reflexionar

Como decíamos anteriormente, hemos tenido tiempo para meditar sobre el modelo de negocio, pero también es el momento para replantearnos con qué herramientas nos apalancamos para llevar a cabo esta evolución.

 

Los principales estudios sobre tendencias señalan la tecnología IA cómo uno de los elementos llamados a liderar la transformación del sector asegurador y las encuestas entre los directivos de compañías de seguros demuestran que el foco está en la utilización de estos algoritmos inteligentes

Por tanto, debemos plantearnos:

¿Cómo puede ayudar la tecnología IA en mi modelo de negocio?

¿Quiero aprovecharme de las ventajas que ofrece la IA?

Y, ¿Pondré las bases para explotar al máximo sus ventajas?

Un ejercicio de crítica constructiva, la IA es ciencia de datos. Hoy por hoy existen modelos que funcionan con la información actual pero la capacidad de crecimiento es espectacular si conseguimos mejorar la cantidad y calidad de la información que gestionamos.

Si algo nos enseña esta crisis, es que lo de la resistencia al cambio no son más que excusas porque hemos demostrado con creces que cuando toca cambiar, se cambia. 

Como se ha hecho a lo largo de la historia en la creación y evolución de los diferentes sectores de producción. 

04 – 05, son subdivisiones del sector terciario que recogen aquellas profesiones y actividades acordes al Siglo XXI

Novedad o vigencia, cada vez toma más relevancia los avances tecnológicos sobre la toma de decisiones, pues muchos de estos procesos de producción ya están o van a estar automatizados y van a requerir mínima implicación del trabajo humano.

Lo importante van a ser las decisiones tomadas con la información y tecnología.

 

¡No caigas en las redes del «Phishing»!

En estos días de confinamiento varios clientes y amigos nos contactan por correos extraños que les incitan a pagar por diversos servicios (por ejemplo renovaciones de hosting) y qué queremos mostrarte con un ejemplo:

Ejemplo de correo Phishing.

A simple vista parece verídico, ya que;

  1. El logo de la compañía aparecía. 
  2. La estructura del correo tenía coherencia.
  3. El remitente parecía ser la propia empresa del hosting.
¿Que hace sospechar que esto es phishing?

A pesar de que el campo:
«De: dominio@Nominalia.com»

Vemos que se responde:
«A: Nominalia (Máscara) niro@assura24.com (Destinatario real)»

Vaya…. la terminación del mail al que se responde ya no es la corporativa.

1ª Alarma.

Además, si la empresa sabe mi nombre y estos mails automatizados incluyen etiquetas personalizadas como: |NAME| o |ADRESS| o |PHONE|, que se cogen de nuestros formularios de registro normalmente ¿Porque generaliza llamándome «cliente»? ¿Ya no soy nadie para esta empresa…? ¿¡QUÉ ESTÁ OCURRIENDO!?

Calma, es solo algo más a tener en cuenta.

2ª Alarma.

Volviendo al mail de ejemplo, vimos que nos mandaba a una URL subrayada en azul oscuro. Bien, al igual que en la parte del destinatario, vemos que esa parte en color es solo una máscara y que la URL o link real lo podemos ver si dejamos el cursor encima del enlace:

3ª Alarma.

Ok, aquí podríamos concluir que este mail es fake y nos quieren robar información, pero si queremos asegurarnos del todo necesitaremos usar la siguiente  herramienta web:

 

E introduciremos la URL real haciendo click derecho sobre el link mascara y seleccionamos la opción: «Copiar Hipervinculo».

Y una vez pegado en el recuadro y dándole a la lupa de la derecha…

¡ALERTA ROJA, ALERTA ROJA!

¡Voilá!

4ª Alarma.

¿Pero y qué pasa si no me he fijado y he abierto el hipervinculo? ¿¡Es muy grave doctor!?

Calma. Respira.

  1. En primer lugar, confiamos en que TOD@S teneis instalado un filtro anti-spam en el correo.

  2. También confiamos en que utilizais una extensión/addon/widget contra el phishing en vuestro navegador de internet, si aún no lo usáis:

    El Filtro SmartScreen de Internet Explorer ayuda a identificar sitios web notificados como de suplantación de identidad (phishing) o de malware

    Protección contra el Malware y el Phishing en Firefox.

    Protección contra phishing y software malicioso en Google Chrome.

    Evitar la suplantación de identidad (phishing) en Safari.

  3. La mayoría de phishing necesita que tu introduzcas los datos para poder robarlos.

  4. Fijaros en la URL una vez estáis dentro, ¿Tiene HTTPS y es de color verde? Bien, puedes navegar con tranquilidad, ¿No tiene HTTPS y es de color rojo? Mal, cierra la pestaña ahora mismo. Además estas URL suelen tener un prefijo extraño o alguna característica que te pueden hacer ver que no estás en la página oficial de la empresa a la que corresponde la URL.

  5. Si por lo que sea has llegado a introducir datos en un enlace de phishing, cambia de inmediato los datos de acceso y si has facilitado datos bancarios, avisa al banco y ellos procederán a cambiar tu pin, datos de acceso a la banca electrónica etc.
EN RESUMEN:
  • Sospechar si hay errores gramaticales o una mala redacción del texto. 
  • Si el mensaje te obliga a tomar una decisión inminente es mala señal.
  • Comprueba la dirección del remitente. 
  • Si recibes comunicaciones anónimas del tipo “Estimado cliente”, “Notificación a usuario” o “Querido amigo”, es un indicio que te debe poner en alerta.
  • Ninguna institución, banco u organismo público te va a pedir datos personales por correo electrónico, y menos tu número de cuenta. 
  • Un servicio con cierto prestigio utilizará sus propios dominios para las direcciones de email corporativas. Si recibes la comunicación desde un buzón de correo tipo @gmail.com, @outlook.com o cualquier otro similar, sospecha.
  • Aplica la ecuación: solicitud de datos bancarios + datos personales = fraude.

Por último, si quieres hacer algo por el bien de los demás, si recibes algún tipo de phishing puede denunciarlo a través del buzón de la Oficina de Seguridad del Internauta:

 

Esperamos que esta entrada os sea útil para vuestro día a día, ya no sólo en esta época de teletrabajo, puesto que los ataques de phishing son constantes.

Desde Solvento os enviamos un fuerte #Teleabrazo. Y muchos ánimos.

¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?

Después de más de 15 días desde que se decretó el Estado de Alarma, todos nos hemos visto inmersos en un mar de dudas sobre cómo llevar de la mejor forma posible una situación ajena a cualquier previsión real de afrontar nuestras diferentes responsabilidades, tanto personales, familiares y de trabajo.

En primer lugar, personal porque independientemente de la edad que uno tenga y de las experiencias que la vida le haya deparado, esta situación de confinamiento se escapa a cualquier experiencia vivida.

En segundo lugar, familiares por la necesidad de saber de nuestros seres queridos, amigos y conocidos. A medida que van pasando los días la preocupación avanza y nos sobrepasa en muchas ocasiones.  

Y en tercer lugar el profesional, por cómo se está encajando esta situación en los diferentes despachos de corredores y corredurías. Un sector asegurador que, paradójicamente, excluyen por lo general las pandemias, y que hasta hace poco nos resultaban difícil imaginar. La realidad siempre supera la ficción.

Ahora bien… ¿cómo está afectando la enfermedad COVID-19 en el sector de la mediación?

Durante estos días, he recibido diferentes inputs de todo tipo de corredores y corredurías sobre cómo están llevando sus despachos y actividades, sus equipos y sobre todo la sobre saturación de información en la que nos encontramos diariamente (incluyo este artículo). Sea por la generación de contenido del propio sector como la que se genera a través de los RD del Gobierno y otras medidas de Gobiernos Autonómicos, para ayudar y controlar la situación de crisis, me veo en la tesitura de aportar una visión particular sobre qué consecuencias se derivan en el sector de la mediación a causa del COVID-19.

¿Qué medidas están tomando algunas corredurías?:

La primera: volcarse en “contactar” (remarco en comillas esta palabra) con los clientes para preguntar: ¿cómo estás? ¿Estáis todos bien?  La diversidad de clientes de una cartera hace que las situaciones también sean distintas: he cerrado la tienda, estoy preocupado mi negocio no puede continuar, he sido afectado por un ERTE, etc. Situaciones que para el corredor son también una preocupación, y es aquí donde su proximidad es imprescindible para transmitir al cliente que está a su lado, que cuenta con él, que le asesorará en aquellas decisiones clave para no perjudicar su futuro inmediato que eviten tener que anular pólizas por miedo a impagos, sin valorar el impacto real que podría conllevar en caso de siniestro.

Ahora más que nunca es necesario el contacto verbal/visual con el cliente.

Es aquí, donde radica la acción actual del corredor. Conocer cuál es el grado de riesgo que puede tener actualmente el cliente y explicarle qué medidas se pueden tomar de forma coherente para garantizar en la medida de lo posible su bienestar.

En este punto es donde la gran mayoría de Entidades Aseguradoras han activado sus diferentes ayudas al consumidor en forma de: descuentos, aplazamientos, etc. Estas ayudas son imprescindibles para que se mantenga la estabilidad económica, tanto en particulares como en pymes, gracias al sector asegurador que lucha también contra esta crisis sanitaria.

Por eso es muy importante “comunicarse” con el cliente para hacerle partícipe que ser “mediador” de seguros es algo más que tramitar una póliza. Es captar las necesidades del cliente, es analizar el riesgo, es valorar qué solución es la más acorde y buscar en el mercado asegurador el producto que mejor se ajuste a dicha necesidad.

La segunda: La iniciativa colaborativa con la CRUZ ROJA de FECOR, ADECOSE, AUNNA, CIAC, COJEBRO, E2K, ESPABROK y el CONSEJO GENERAL, que juntos representan la casi totalidad del sector de la mediación, hace que podáis estar muy orgullosos de participar de este acto solidario que va más allá de los objetivos comerciales, cuotas de mercado, competencia y operadores de Banca Seguros.

«Estamos hablando de contacto directo con las personas, y es aquí donde un mediador de seguros es el contacto directo para tratar de los riesgos.» 

Y por último, estoy convencido que esta experiencia que estamos viviendo nos enseñará a cambiar y adaptarnos en las nuevas reglas de comunicación con los clientes.

Por último pero no menos importante y menos en los tiempos que pasan, os mandamos un fuerte #teleabrazo, y recordad, #quedateencasa.

ANALIZANDO LA “LEY DE DISTRIBUCIÓN DE SEGUROS”

En esta nueva entrada del Blog del Corredor queremos presentaros el primero de una serie de posts en los que trataremos los puntos más destacados de la reciente transposición de la IDD.

Mediante el Real Decreto-ley 3/2020, de 4 de febrero, de medidas urgentes por el que se incorporan al ordenamiento jurídico español diversas directivas de la Unión Europea en el ámbito de la contratación pública en determinados sectores; de seguros privados; de planes y fondos de pensiones; del ámbito tributario y de litigios fiscales. Para simplificar la referencia a la nueva norma, nos referiremos a ella como la “Ley de Distribución de Seguros”.  

Ok, ¿Pero esto qué significa? Vamos a ver las principales novedades que nos trae la nueva Ley:

¿Cuando/Donde/Cómo/A quien se aplica?

La nueva norma abarca todos los canales de distribución de seguros, por tanto, incluye a los mediadores de seguros y de reaseguros, a las compañías aseguradoras y reaseguradoras e incluye una nueva figura, la de los mediadores de seguros complementarios (esto es, quienes distribuyan seguros con carácter complementario de un bien o servicio, con determinadas condiciones). Asimismo, por  primera vez se contempla la figura de los llamados “comparadores”, que deberán cumplir con las obligaciones de los mediadores.

¿Que necesita el cliente?

El deber de información se regula ampliamente en la Ley de Distribución de Seguros y encontramos diferentes documentos a facilitar al cliente:

La información general previa: Es un documento muy similar a la información previa establecida en el artículo 42 de la Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados (en adelante, “Ley de Mediación de Seguros”), si bien se tratan más cuestiones en el nuevo documento.

La información y, en su caso, asesoramiento previo, que deberán proporcionar los distribuidores de seguros sobre un contrato. El distribuidor de seguros determinará, basándose en informaciones obtenidas del cliente, las exigencias y las necesidades de éste.

El documento de información previa sobre el producto de seguro, que deberá elaborar la entidad aseguradora o bien el mediador si este último es quien ha diseñado el producto.

¡Espera! Hay mas…

Obligaciones adicionales en los productos de inversión basados en seguros:

Además de los documentos indicados en el apartado anterior, en el caso de los productos de inversión basados en seguros, los distribuidores deberán adoptar medidas para evitar posibles conflictos de interés y recabar información sobre el cliente con el objeto de recomendarle el producto más adecuado a su perfil. Asimismo, deberán informar al cliente de todos los costes y gastos asociados y advertirle de los riesgos conexos a los productos de inversión y a las estrategias de inversión propuestas.

Conservación de la documentación precontractual

Se establece el deber de conservar los documentos en los que se plasme la información precontractual entregada al cliente, al objeto de acreditar el cumplimiento de estas obligaciones, durante un plazo mínimo de seis años desde el momento de la finalización de los efectos del contrato.    

Cuentas separadas

Se establece la obligación para todos los mediadores de seguros de acreditar que los fondos pertenecientes a clientes son transferidos a través de cuentas completamente separadas del resto de recursos económicos del mediador.

Los mediadores disponen de tres meses, desde la entrada en vigor de la Ley (6 de febrero de 2020), para adaptarse a esta obligación.

Régimen sancionador:

Se endurece el régimen sancionador,  destaca el significativo aumento de los importes de las multas.

En la Ley de Mediación de Seguros  la sanción por multa máxima era por importe de 30.000 euros.

Con la nueva Ley de Distribución, en el caso de las sociedades, su importe podrá ser hasta el importe más alto de los siguientes:

  1. El 3% del volumen de negocio anual total según las últimas cuentas disponibles aprobadas por el órgano de dirección o 1.000.000 euros (en el caso de productos de inversión basados en seguros el 5% y 5.000.000 de euros respectivamente) 
  2. O hasta el doble del importe de los beneficios obtenidos o de las pérdidas evitadas con la infracción, en caso de que pueda determinarse.

En el caso de los infractores persona física, la multa por una infracción muy grave podrá ser de hasta el importe más alto de los siguientes:

  1. 100.000 euros (700.000 euros en el caso de supuestos relativos a productos de inversión).
  2. O hasta el doble del importe de los beneficios obtenidos o de las pérdidas evitadas con la infracción, en caso de que pueda determinarse.

Lo mismo sucede con la sanción por multa a los que ejerciendo cargos de administración sean responsables de la actividad de distribución o formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución. La multa establecida en la Ley de Mediación de Seguros podía ser de hasta 60.000 euros y con la Ley de Distribución de Seguros esta asciende hasta 200.000 euros.

Como decíamos al principio, con esta entrada meramente hemos querido aportar un breve resumen de las principales novedades que nos trae la  Ley de Distribución de Seguros, pero sin duda, hay otros muchos temas a tratar y algunos de los comentados merecen que los abordemos de forma más amplia. A todo de ello esperamos dar respuesta en las próximas publicaciones de este blog.

«TO BE CONTINUED…»

La generación del 60…relevo o continuidad

Especial corredores mayores de 50 años

¿Cuántos corredores de la generación del 60 puede estar dirigiendo sus corredurías en el mercado nacional actualmente?

¿Y cuántos de estos tienen además la condición de socio + administrador + director técnico? ¡Seguro que un número importante!!!

Y…¿qué problemáticas o preocupaciones se pueden encontrar éstos corredores que son de la generación del 60 en sus negocios? ¿qué pueden pensar respecto al relevo o la continuidad?

Una, la no continuidad. La falta de sucesión en la correduría, bien por no tener descendencia que continúe con la actividad o bien porque esta descendencia ya está inmersa en otras actividades ajenas a la mediación. También en ocasiones por falta de interés sobre qué ventajas y estabilidad puede aportar este sector.

Dos, la inversión tecnológica. La falta de inversión en TIC por parte de corredurías que han permanecido latentes en el sector, sin tener en cuenta el avance tecnológico, ha provocado incremento de costes en los procesos de gestión entre aseguradora y asegurado, y por ende en la atención y respuesta al “cliente”.

Tres, la antigüedad de la plantilla. La evolución del negocio de la correduría a lo largo del tiempo ha registrado la construcción y ampliación de una plantilla consolidada y senior que genera unas obligaciones en cuanto a formación, reciclaje y dotación de indemnizaciones.

Cuatro, el cambio generacional de los clientes. Los clientes han crecido en edad al igual que el corredor como es lógico, clientes anteriores a la generación del 60 o posteriores pero… ¿cuántos corredores han focalizado su actividad comercial en renovar y bajar la media de edad de sus clientes? ¿Se ha dado entrada a las segundas o terceras generaciones de clientes?

Cinco, la base de datos. Sin suficiente información o poco depuradas, las bases de datos dificultan un buen traspaso o realización de acciones comerciales.

Seis, marketing y comunicación. Una de las asignaturas pendientes del sector de la mediación. No obstante, la tendencia está enfocándose hacia el cambio y algunas corredurías ya están invirtiendo en mejorar la comunicación con el cliente.

Siete, situaciones de bloqueo. Las situaciones de bloqueo pueden generar el problema de mayor impacto. Éstas se pueden producir en sociedades donde la figura de socio + administrador + director técnico recaen en una sola persona, normalmente el titular de la correduría. Sociedades que sin un buen plan de contingencia no pueden evitar las situaciones de bloqueo que impidan el funcionamiento y cumplimiento de las obligaciones tanto fiscales, mercantiles, laborales y de mediación de seguros privados.

Estos y otros problemas son ejemplos de factores de riesgo en un importante número de corredurías que, sin una planificación de relevo o un buen plan de contingencia, se pueden verse seriamente afectadas.

Corredores de seguros mayores de 50 años

Es importante contar con el buen asesoramiento de empresas profesionales y especializadas que te ayuden a elegir la mejor opción de forma personalizada, bien sea en una operación de compra venta o elaborando la documentación necesaria para una transición de relevo y de plan de contingencia, por ejemplo:

Si hablamos de compraventas, las corredurías deben tener en cuenta varios aspectos vitales para una buena negociación.

Sociedad o cartera de seguros
Diferencias entre vender sociedad o vender fondo de comercio

O bien, los Planes de Contingencia , los elementos más importantes se centran en no generar una situación de bloqueo de la correduría por la falta inesperada del titular, sea defunción o incapacidad. Conocer y disponer de un árbol de llamadas y de protocolo de actuación, en caso de que suceda alguna de estas contingencias, es responsabilidad del titular del negocio que, en la gran mayoría de casos, revierte en el conjunto de la familia.

situaciones de bloqueo de un empresario
Situaciones de bloqueo en un sociedad si falta el titular

«Es conveniente no dejar al azar el esfuerzo de más de 30 años de actividad».

Otros enlaces de interés:

¿Qué debo tener en cuenta en una valoración de una cartera?

¿Cómo conocer el valor de mi cartera de seguros?