Etiquetaidd

1
¿Preparados para un cambio?
2
ANALIZANDO LA “LEY DE DISTRIBUCIÓN DE SEGUROS”
3
El director técnico de la correduría

¿Preparados para un cambio?

¿Y cómo podrá afectar en mi negocio esta nueva normalidad?

Lo estemos o no, es momento de actuar sobre cómo nos hemos de adaptar a un cambio de escenario (social y de mercado), que afectará en la toma de decisiones de nuestro entorno personal y profesional.

Es una hipótesis de normalidad antes del covid-19, este podría ser el ejemplo de un gran número de corredores y corredurías de seguros:

Corredor de seguros que, a finales del 2019 habría cumplido con sus objetivos marcados, y estaría llevando a cabo los del 2020 con casi el 80% del negocio renovado.

Nada le podría hacer pensar que una crisis sanitaria, cambiará el modelo de negocio de muchas actividades, incluida la distribución de seguros. 

Pero, aún es prematuro adelantar exactamente cuál será su impacto.

Lo que sí tenemos visos, son de las diferentes derivadas que ya se están produciendo (como, por ejemplo, la interrupción de la producción y del consumo y, por lo tanto, del comercio) y otras que cabe esperar como consecuencia de la drástica reducción en el flujo internacional de personas.

Muchos de estos efectos en el corto, medio y largo plazo ya están siendo documentados y adelantados por organismos multilaterales, medios de comunicación y espacios de análisis. 

Este cambio de carril que ha ocasionado el COVID-19, nos ha hecho tomar conciencia que la sociedad se encara de forma acelerada a una transformación / adaptación en casi todas las organizaciones empresariales y profesionales sobre cómo preservar la actividad empresarial.

Siendo el foco de atención estos dos objetivos:

  • Optimización de procesos
  • Inteligencia artificial

Pilares sobre los que la distribución de seguros tendrá que afianzar su actividad.

Optimización de procesos

Modificar el sistema actual de cada correduría para mejorar la rentabilidad de cada póliza intermediada, con el fin de sustituir -total o parcial – las tareas que comprendan mayor coste y que puedan ser automatizadas a través de los procesos que contemplen los diferentes ERP del sector asegurador.

La digitalización no solamente es una expresión recurrente desde hace años, se ha transformado en un vocablo de obligado cumplimiento.

Conscientes de la afectación del COVID-19 provocará en la sociedad y en la economía, la mediación de seguros tendrá que (implementar, adaptar o reformular) en función de la capacidad del corredor, métodos ágiles mediante flujos de trabajo que optimicen los recursos técnicos y humanos que permitan obtener el mejor rendimiento neto por póliza posible.

Repensar

Cada uno de nosotros ha tenido tiempo durante el confinamiento para repensar su modelo de negocio, a replantear cómo sus clientes demandarán sus servicios y sobre todo cómo podrá ser de ayuda en una situación de previsible deflación (bajada de precios). 

¿Qué modelo de negocio deseo para la correduría?

¿Qué procesos no han variados desde hace años?

Y, ¿Cómo se conduce exactamente este proceso?

Un ejercicio de crítica constructiva, para tener una visión macro que permita afrontar un proceso de adaptación a un nuevo marco económico, y por ende, proyectar durante más tiempo un servicio esencial para la sociedad como es la mediación de seguros privados.

Inteligencia artificial

Otra expresión recurrente en el sector asegurador, pero ¿Cómo resumirla? Veamos qué dice Amazon:

La inteligencia artificial (IA) es el campo de la ciencia informática dedicado a la resolución de problemas cognitivos asociados comúnmente con la inteligencia humana, como el aprendizaje, la resolución de problemas y el reconocimiento de patrones.

https://aws.amazon.com/es/machine-learning/what-is-ai/

Link – Fuente: Amazon

Pero… ¿Es posible pensar que se puede aplicar en los mediadores de seguros?

La respuesta es sí, existen varios proyectos basado en esta tecnología que abarcan desde la retención a la contratación pasando por la propensión a cometer fraudes.

Algunos de ellos se han testado ya en corredores de seguros y están listos para ser utilizados sobre las carteras de clientes. Recordemos que un modelo de IA proporciona una puntuación (un número entre 0 y 1) que representa la probabilidad de un evento.

En este caso, el modelo actúa sobre la cartera y predice su caída (churn rate), concretamente señala aquellas pólizas que no van a renovar a su vencimiento.

APP MIS SEGUROS

Desde Solvento por ejemplo, llevamos años apostando por las soluciones digitales y las nuevas tecnologías, un claro ejemplo de esto es la APP (APP MIS SEGUROS) que ofrecemos a toda correduría interesada en invertir en un medio digital para sus clientes.

Durante el confinamiento se ha incrementado en más de un 60% el uso de la APP, y todas aquellas corredurías que han ofrecido a sus asegurados el uso de esta herramienta digital han visto como el trato con sus clientes ha sido fácil, y la respuesta ágil y rápida.

Ahora, es un momento clave para dar el paso definitivo y ofrecer a los clientes de los mediadores un canal de comunicación adaptado a esta nueva normalidad en la que vivimos, un buen medio digital.

 

Reflexionar

Como decíamos anteriormente, hemos tenido tiempo para meditar sobre el modelo de negocio, pero también es el momento para replantearnos con qué herramientas nos apalancamos para llevar a cabo esta evolución.

 

Los principales estudios sobre tendencias señalan la tecnología IA cómo uno de los elementos llamados a liderar la transformación del sector asegurador y las encuestas entre los directivos de compañías de seguros demuestran que el foco está en la utilización de estos algoritmos inteligentes

Por tanto, debemos plantearnos:

¿Cómo puede ayudar la tecnología IA en mi modelo de negocio?

¿Quiero aprovecharme de las ventajas que ofrece la IA?

Y, ¿Pondré las bases para explotar al máximo sus ventajas?

Un ejercicio de crítica constructiva, la IA es ciencia de datos. Hoy por hoy existen modelos que funcionan con la información actual pero la capacidad de crecimiento es espectacular si conseguimos mejorar la cantidad y calidad de la información que gestionamos.

Si algo nos enseña esta crisis, es que lo de la resistencia al cambio no son más que excusas porque hemos demostrado con creces que cuando toca cambiar, se cambia. 

Como se ha hecho a lo largo de la historia en la creación y evolución de los diferentes sectores de producción. 

04 – 05, son subdivisiones del sector terciario que recogen aquellas profesiones y actividades acordes al Siglo XXI

Novedad o vigencia, cada vez toma más relevancia los avances tecnológicos sobre la toma de decisiones, pues muchos de estos procesos de producción ya están o van a estar automatizados y van a requerir mínima implicación del trabajo humano.

Lo importante van a ser las decisiones tomadas con la información y tecnología.

 

ANALIZANDO LA “LEY DE DISTRIBUCIÓN DE SEGUROS”

En esta nueva entrada del Blog del Corredor queremos presentaros el primero de una serie de posts en los que trataremos los puntos más destacados de la reciente transposición de la IDD.

Mediante el Real Decreto-ley 3/2020, de 4 de febrero, de medidas urgentes por el que se incorporan al ordenamiento jurídico español diversas directivas de la Unión Europea en el ámbito de la contratación pública en determinados sectores; de seguros privados; de planes y fondos de pensiones; del ámbito tributario y de litigios fiscales. Para simplificar la referencia a la nueva norma, nos referiremos a ella como la “Ley de Distribución de Seguros”.  

Ok, ¿Pero esto qué significa? Vamos a ver las principales novedades que nos trae la nueva Ley:

¿Cuando/Donde/Cómo/A quien se aplica?

La nueva norma abarca todos los canales de distribución de seguros, por tanto, incluye a los mediadores de seguros y de reaseguros, a las compañías aseguradoras y reaseguradoras e incluye una nueva figura, la de los mediadores de seguros complementarios (esto es, quienes distribuyan seguros con carácter complementario de un bien o servicio, con determinadas condiciones). Asimismo, por  primera vez se contempla la figura de los llamados “comparadores”, que deberán cumplir con las obligaciones de los mediadores.

¿Que necesita el cliente?

El deber de información se regula ampliamente en la Ley de Distribución de Seguros y encontramos diferentes documentos a facilitar al cliente:

La información general previa: Es un documento muy similar a la información previa establecida en el artículo 42 de la Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados (en adelante, “Ley de Mediación de Seguros”), si bien se tratan más cuestiones en el nuevo documento.

La información y, en su caso, asesoramiento previo, que deberán proporcionar los distribuidores de seguros sobre un contrato. El distribuidor de seguros determinará, basándose en informaciones obtenidas del cliente, las exigencias y las necesidades de éste.

El documento de información previa sobre el producto de seguro, que deberá elaborar la entidad aseguradora o bien el mediador si este último es quien ha diseñado el producto.

¡Espera! Hay mas…

Obligaciones adicionales en los productos de inversión basados en seguros:

Además de los documentos indicados en el apartado anterior, en el caso de los productos de inversión basados en seguros, los distribuidores deberán adoptar medidas para evitar posibles conflictos de interés y recabar información sobre el cliente con el objeto de recomendarle el producto más adecuado a su perfil. Asimismo, deberán informar al cliente de todos los costes y gastos asociados y advertirle de los riesgos conexos a los productos de inversión y a las estrategias de inversión propuestas.

Conservación de la documentación precontractual

Se establece el deber de conservar los documentos en los que se plasme la información precontractual entregada al cliente, al objeto de acreditar el cumplimiento de estas obligaciones, durante un plazo mínimo de seis años desde el momento de la finalización de los efectos del contrato.    

Cuentas separadas

Se establece la obligación para todos los mediadores de seguros de acreditar que los fondos pertenecientes a clientes son transferidos a través de cuentas completamente separadas del resto de recursos económicos del mediador.

Los mediadores disponen de tres meses, desde la entrada en vigor de la Ley (6 de febrero de 2020), para adaptarse a esta obligación.

Régimen sancionador:

Se endurece el régimen sancionador,  destaca el significativo aumento de los importes de las multas.

En la Ley de Mediación de Seguros  la sanción por multa máxima era por importe de 30.000 euros.

Con la nueva Ley de Distribución, en el caso de las sociedades, su importe podrá ser hasta el importe más alto de los siguientes:

  1. El 3% del volumen de negocio anual total según las últimas cuentas disponibles aprobadas por el órgano de dirección o 1.000.000 euros (en el caso de productos de inversión basados en seguros el 5% y 5.000.000 de euros respectivamente) 
  2. O hasta el doble del importe de los beneficios obtenidos o de las pérdidas evitadas con la infracción, en caso de que pueda determinarse.

En el caso de los infractores persona física, la multa por una infracción muy grave podrá ser de hasta el importe más alto de los siguientes:

  1. 100.000 euros (700.000 euros en el caso de supuestos relativos a productos de inversión).
  2. O hasta el doble del importe de los beneficios obtenidos o de las pérdidas evitadas con la infracción, en caso de que pueda determinarse.

Lo mismo sucede con la sanción por multa a los que ejerciendo cargos de administración sean responsables de la actividad de distribución o formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución. La multa establecida en la Ley de Mediación de Seguros podía ser de hasta 60.000 euros y con la Ley de Distribución de Seguros esta asciende hasta 200.000 euros.

Como decíamos al principio, con esta entrada meramente hemos querido aportar un breve resumen de las principales novedades que nos trae la  Ley de Distribución de Seguros, pero sin duda, hay otros muchos temas a tratar y algunos de los comentados merecen que los abordemos de forma más amplia. A todo de ello esperamos dar respuesta en las próximas publicaciones de este blog.

«TO BE CONTINUED…»

El director técnico de la correduría

Un cargo de responsabilidad en la distribución de seguros

Ha aparecido publicado en varios medios del sector, que “corre peligro” el cargo de Director Técnico de la correduría de seguros, como si de la noche a la mañana hiciesen desaparecer una responsabilidad que se deriva de la intermediación de seguros.

No tiene mucho sentido pensar que la intención del legislador sea la de suprimir responsabilidades… ¿no creen?

Vender o Seguir como corredor de seguros
¿No será que solo le cambian el nombre?

Lo que indica la actual la Ley 26/2006:

b) Los corredores de seguros, personas físicas, deberán acreditar haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Aquellas personas que participen directamente en la mediación bajo la dirección del corredor de seguros deberán estar en posesión de los conocimientos necesarios para el ejercicio de su trabajo.

En las sociedades de correduría de seguros deberá designarse un órgano de dirección responsable de la mediación de seguros, y, al menos, la mitad de las personas que lo compongan y, en todo caso, las personas que ejerzan la dirección técnica o puesto asimilado (director técnico) deberán acreditar haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Asimismo, cualquier otra persona que participe directamente en la mediación de los seguros deberá acreditar los conocimientos y aptitudes necesarios para el ejercicio de su trabajo.

¿Y qué dice el proyecto de Ley de Distribución?

c) Acreditar que los corredores de seguros, personas físicas, así como, en el caso de personas jurídicas, la persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que forman parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución y todas las personas que participan directamente en la distribución de seguros, cumplen el requisito de honorabilidad comercial y profesional en los términos dispuestos en el artículo 2. Este requisito será igualmente aplicable a los administradores del corredor de seguros, persona jurídica.

«Responsable de la actividad de distribución»

Y además, el Borrador de Real Decreto por el que se desarrollará la Ley de distribución de seguros y reaseguros privados en materia de formación, dice:

  • Artículo 1. Ámbito de aplicación.

1. El presente real decreto se aplicará a los distribuidores de seguros y de reaseguros, definidos en el artículo 2 de la Ley XX/XXXX, de XX de XXXX, de distribución de seguros y reaseguros privados, a los colaboradores externos, así como al personal relevante de los anteriores.

2. A efectos de este real decreto, se entenderá por personal relevante a toda persona, empleado o no, que participe directamente en la distribución de seguros y reaseguros privados por cuenta de los distribuidores de seguros o de reaseguros o de los colaboradores externos, proporcionando información o prestando asesoramiento a clientes o potenciales clientes.

3. Serán consideradas asimismo como personal relevante las siguientes personas:

a) La persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución de las entidades aseguradoras y reaseguradoras.

b) La persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución de los mediadores de seguros y corredores de reaseguros, personas jurídicas.
http://www.mineco.gob.es/stfls/mineco/ministerio/participacion_publica/audiencia/ficheros/ECO_Seg_AP_180731_RD_formacion.pdf

c) La persona responsable de la actividad de colaboración con la distribución de seguros o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de colaboración con la distribución de seguros de los colaboradores externos de los mediadores de seguros.

  • Artículo 2. Objeto.

1. El objeto de este real decreto es establecer criterios sobre los conocimientos y aptitudes que deben tener los distribuidores de seguros y de reaseguros y su personal relevante, así como sobre el modo en que dichos conocimientos y aptitudes deben ser evaluados.

2. Asimismo, se concreta la forma en la que las personas y entidades obligadas podrán acreditar el cumplimiento de los citados requisitos.

«KEEP CALM AND SAVE THE DIRECTOR»

Es conveniente asesorarse y no dejarse llevar por titulares que pueden crear confusión en el mercado.

error: Contenido protegido.