Etiquetacovid-19

1
¿Preparados para un cambio?
2
¿Has invertido en tu hogar durante el COVID-19?
3
Consejos para la vuelta a los despachos
4
¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?
5
¿Puede tu correduría afrontar el teletrabajo?

¿Preparados para un cambio?

¿Y cómo podrá afectar en mi negocio esta nueva normalidad?

Lo estemos o no, es momento de actuar sobre cómo nos hemos de adaptar a un cambio de escenario (social y de mercado), que afectará en la toma de decisiones de nuestro entorno personal y profesional.

Es una hipótesis de normalidad antes del covid-19, este podría ser el ejemplo de un gran número de corredores y corredurías de seguros:

Corredor de seguros que, a finales del 2019 habría cumplido con sus objetivos marcados, y estaría llevando a cabo los del 2020 con casi el 80% del negocio renovado.

Nada le podría hacer pensar que una crisis sanitaria, cambiará el modelo de negocio de muchas actividades, incluida la distribución de seguros. 

Pero, aún es prematuro adelantar exactamente cuál será su impacto.

Lo que sí tenemos visos, son de las diferentes derivadas que ya se están produciendo (como, por ejemplo, la interrupción de la producción y del consumo y, por lo tanto, del comercio) y otras que cabe esperar como consecuencia de la drástica reducción en el flujo internacional de personas.

Muchos de estos efectos en el corto, medio y largo plazo ya están siendo documentados y adelantados por organismos multilaterales, medios de comunicación y espacios de análisis. 

Este cambio de carril que ha ocasionado el COVID-19, nos ha hecho tomar conciencia que la sociedad se encara de forma acelerada a una transformación / adaptación en casi todas las organizaciones empresariales y profesionales sobre cómo preservar la actividad empresarial.

Siendo el foco de atención estos dos objetivos:

  • Optimización de procesos
  • Inteligencia artificial

Pilares sobre los que la distribución de seguros tendrá que afianzar su actividad.

Optimización de procesos

Modificar el sistema actual de cada correduría para mejorar la rentabilidad de cada póliza intermediada, con el fin de sustituir -total o parcial – las tareas que comprendan mayor coste y que puedan ser automatizadas a través de los procesos que contemplen los diferentes ERP del sector asegurador.

La digitalización no solamente es una expresión recurrente desde hace años, se ha transformado en un vocablo de obligado cumplimiento.

Conscientes de la afectación del COVID-19 provocará en la sociedad y en la economía, la mediación de seguros tendrá que (implementar, adaptar o reformular) en función de la capacidad del corredor, métodos ágiles mediante flujos de trabajo que optimicen los recursos técnicos y humanos que permitan obtener el mejor rendimiento neto por póliza posible.

Repensar

Cada uno de nosotros ha tenido tiempo durante el confinamiento para repensar su modelo de negocio, a replantear cómo sus clientes demandarán sus servicios y sobre todo cómo podrá ser de ayuda en una situación de previsible deflación (bajada de precios). 

¿Qué modelo de negocio deseo para la correduría?

¿Qué procesos no han variados desde hace años?

Y, ¿Cómo se conduce exactamente este proceso?

Un ejercicio de crítica constructiva, para tener una visión macro que permita afrontar un proceso de adaptación a un nuevo marco económico, y por ende, proyectar durante más tiempo un servicio esencial para la sociedad como es la mediación de seguros privados.

Inteligencia artificial

Otra expresión recurrente en el sector asegurador, pero ¿Cómo resumirla? Veamos qué dice Amazon:

La inteligencia artificial (IA) es el campo de la ciencia informática dedicado a la resolución de problemas cognitivos asociados comúnmente con la inteligencia humana, como el aprendizaje, la resolución de problemas y el reconocimiento de patrones.

https://aws.amazon.com/es/machine-learning/what-is-ai/

Link – Fuente: Amazon

Pero… ¿Es posible pensar que se puede aplicar en los mediadores de seguros?

La respuesta es sí, existen varios proyectos basado en esta tecnología que abarcan desde la retención a la contratación pasando por la propensión a cometer fraudes.

Algunos de ellos se han testado ya en corredores de seguros y están listos para ser utilizados sobre las carteras de clientes. Recordemos que un modelo de IA proporciona una puntuación (un número entre 0 y 1) que representa la probabilidad de un evento.

En este caso, el modelo actúa sobre la cartera y predice su caída (churn rate), concretamente señala aquellas pólizas que no van a renovar a su vencimiento.

APP MIS SEGUROS

Desde Solvento por ejemplo, llevamos años apostando por las soluciones digitales y las nuevas tecnologías, un claro ejemplo de esto es la APP (APP MIS SEGUROS) que ofrecemos a toda correduría interesada en invertir en un medio digital para sus clientes.

Durante el confinamiento se ha incrementado en más de un 60% el uso de la APP, y todas aquellas corredurías que han ofrecido a sus asegurados el uso de esta herramienta digital han visto como el trato con sus clientes ha sido fácil, y la respuesta ágil y rápida.

Ahora, es un momento clave para dar el paso definitivo y ofrecer a los clientes de los mediadores un canal de comunicación adaptado a esta nueva normalidad en la que vivimos, un buen medio digital.

 

Reflexionar

Como decíamos anteriormente, hemos tenido tiempo para meditar sobre el modelo de negocio, pero también es el momento para replantearnos con qué herramientas nos apalancamos para llevar a cabo esta evolución.

 

Los principales estudios sobre tendencias señalan la tecnología IA cómo uno de los elementos llamados a liderar la transformación del sector asegurador y las encuestas entre los directivos de compañías de seguros demuestran que el foco está en la utilización de estos algoritmos inteligentes

Por tanto, debemos plantearnos:

¿Cómo puede ayudar la tecnología IA en mi modelo de negocio?

¿Quiero aprovecharme de las ventajas que ofrece la IA?

Y, ¿Pondré las bases para explotar al máximo sus ventajas?

Un ejercicio de crítica constructiva, la IA es ciencia de datos. Hoy por hoy existen modelos que funcionan con la información actual pero la capacidad de crecimiento es espectacular si conseguimos mejorar la cantidad y calidad de la información que gestionamos.

Si algo nos enseña esta crisis, es que lo de la resistencia al cambio no son más que excusas porque hemos demostrado con creces que cuando toca cambiar, se cambia. 

Como se ha hecho a lo largo de la historia en la creación y evolución de los diferentes sectores de producción. 

04 – 05, son subdivisiones del sector terciario que recogen aquellas profesiones y actividades acordes al Siglo XXI

Novedad o vigencia, cada vez toma más relevancia los avances tecnológicos sobre la toma de decisiones, pues muchos de estos procesos de producción ya están o van a estar automatizados y van a requerir mínima implicación del trabajo humano.

Lo importante van a ser las decisiones tomadas con la información y tecnología.

 

¿Has invertido en tu hogar durante el COVID-19?

Solvento recomienda…

Llevamos 60 días de confinamiento desde el 15 de marzo y gran parte de los españoles hemos decidido invertir tiempo en nuestro hogar (aprovechando la ocasión). Pintar, arreglar alguna estantería, optimizar la terraza con una buena hamaca para poder tomar el sol, una barbacoa para el jardín…. Son unos pocos de los muchos proyectos que hemos realizado.

Para empezar;

  • El 51 % de los hogares españoles se vieron obligados a re-imaginar y convertir espacios para poder cubrir sus necesidades diarias.
  • El 21 % tuvo que reconvertir el salón para poder adaptarlo a su trabajo.
  • El 20 % tuvo que abrir su gimnasio personal en el salón para poder practicar deporte.
  • Un afortunado 15 % con terraza en cambio, decidió utilizar la terraza para hacer ejercicio.
  • Y un 9 % adaptó su salón para poder combinar hijos y trabajo, y hacer así que pudiesen disfrutar de su compañía.

Seguidamente y tras estos datos y por muchos más, el 62 % de las personas que habían solicitado realizar una reforma o reparación antes del COVID-19, re-afirman su intención de realizar esa reforma en cuanto concluya el confinamiento, introduciendo elementos que no habían tenido en cuenta antes de la pandemia con las necesidades que han podido tener durante estos días.

¡Pero eso no es todo!

No nos olvidemos de esas personas que, para hacer pasar mejor el tiempo, han visto la ocasión de regalarse entretenimiento: Videoconsolas y videojuegos, juegos de mesa, un nuevo PC o portátil, una nueva Smart TV 8k de 75 pulgadas etc… Todos o casi todos habremos hecho algo de esto a lo largo de los 59 días confinados que llevamos.

¿Pero hemos notificado de ello a nuestro seguro de hogar?
¿Lo hemos actualizado?
¿Qué puede ocurrir si le pasa algo a nuestras nuevas inversiones y no lo hemos notificado?

Pues la respuesta es clara, Infraseguro (es decir, que tus bienes estén asegurados por un valor inferior a su coste en el mercado). En este caso, la indemnización no cubrirá la totalidad de los daños sufridos. Es importante recordar a los tomadores que lo importante siempre está en el interior.

Para acabar, desde Solvento recomendamos a todos aquellos corredores que nos leen, que no estaría de más recordarle a sus asegurados que actualicen sus pólizas de hogar en caso que hayan realizado alguna modificación/mejora de su hogar para evitar así alguna sorpresa desagradable en el futuro.

Un #teleabrazo a tod@s nuestros lectores.

Consejos para la vuelta a los despachos

Es evidente que esta situación de crisis sanitaria nos ha pillado a pie cambiado a todos, tanto en el ámbito particular como profesional.

A nivel particular; llevamos más de 40 días conviviendo y trabajando la gran mayoría en nuestras casas de la mejor forma posible, pero…

¿Y cuando tengamos que volver a nuestros despachos?

Hemos de tener en cuenta que el pasado 7 de abril se aprobó Real Decreto 13/2020 que modifica el anterior redactado de marzo y estipula que si quedase acreditado que un empleado se contagia en la empresa se considerará un accidente de trabajo normal, y no solo a los efectos económicos de la prestación, lo que significa responsabilidad plena para la empresa.

Esta responsabilidad, podría traducirse en reclamaciones de trabajadores que sufrieran secuelas o incluso una incapacidad laboral como consecuencia del contagio de la enfermedad, e indemnizaciones si se declarase que el accidente laboral (en este caso el Covid-19), se produjo por faltas de medidas de seguridad por parte de la empresa.

Puesto que no queda claro a quien le corresponde la carga de la prueba, lo que debemos procurar como empresa, es cumplir siempre con la normativa de riesgos laborales. Especialmente en estos momentos.

¿Segunda sala de descanso? ¿Nuevo comedor? Las posibilidades son infinitas.

La actividad de mediación de seguros no se ha paralizado en ningún momento, por ser considerada una de las esenciales, por ello deberemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Fomentar y posibilitar el teletrabajo siempre que sea posible, evitando los riesgos de desplazamientos innecesarios, uso de transportes públicos, realizar videollamadas.
  • Proveer de mascarillas y guantes de protección debidamente homologados, jabón y toallas secamanos de papel etc. en caso de que se deba acudir al puesto de trabajo.
  • En cuanto al distanciamiento social, implementar acciones para garantizar la distancia mínima entre trabajadores, escalonar los horarios de comida, de salida y entrada etc. 
  • Mantener una comunicación constante y actualizada (vía e-mail) con todas las recomendaciones posibles hacia los trabajadores.
¿Qué medidas tienes previstas en tu despacho?

Por ello, desde Solvento os pasamos algunos consejos útiles:

  • Gestiona el equipo en función del espacio físico disponible, ¿pueden mantener el espacio mínimo?

  • Existen soluciones de instalación rápida para dividir los espacios de trabajo.

  • Dispón de material para los empleados: mascarillas, guantes y soluciones hidroalcohólicas, y si es posible para visitas externas.

  • Coordina con tu equipo,  un nuevo horario que permita continuar con las funciones principales de la correduría.
Toda prevención es bienvenida.

Entre tod@s, tenemos el compromiso de activar la economía lo antes posible, sin olvidar que, esta pandemia ha cambiado la forma de trabajar y colaborar en la sociedad.

Un fuerte #teleabrazo.

¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?

Después de más de 15 días desde que se decretó el Estado de Alarma, todos nos hemos visto inmersos en un mar de dudas sobre cómo llevar de la mejor forma posible una situación ajena a cualquier previsión real de afrontar nuestras diferentes responsabilidades, tanto personales, familiares y de trabajo.

En primer lugar, personal porque independientemente de la edad que uno tenga y de las experiencias que la vida le haya deparado, esta situación de confinamiento se escapa a cualquier experiencia vivida.

En segundo lugar, familiares por la necesidad de saber de nuestros seres queridos, amigos y conocidos. A medida que van pasando los días la preocupación avanza y nos sobrepasa en muchas ocasiones.  

Y en tercer lugar el profesional, por cómo se está encajando esta situación en los diferentes despachos de corredores y corredurías. Un sector asegurador que, paradójicamente, excluyen por lo general las pandemias, y que hasta hace poco nos resultaban difícil imaginar. La realidad siempre supera la ficción.

Ahora bien… ¿cómo está afectando la enfermedad COVID-19 en el sector de la mediación?

Durante estos días, he recibido diferentes inputs de todo tipo de corredores y corredurías sobre cómo están llevando sus despachos y actividades, sus equipos y sobre todo la sobre saturación de información en la que nos encontramos diariamente (incluyo este artículo). Sea por la generación de contenido del propio sector como la que se genera a través de los RD del Gobierno y otras medidas de Gobiernos Autonómicos, para ayudar y controlar la situación de crisis, me veo en la tesitura de aportar una visión particular sobre qué consecuencias se derivan en el sector de la mediación a causa del COVID-19.

¿Qué medidas están tomando algunas corredurías?:

La primera: volcarse en “contactar” (remarco en comillas esta palabra) con los clientes para preguntar: ¿cómo estás? ¿Estáis todos bien?  La diversidad de clientes de una cartera hace que las situaciones también sean distintas: he cerrado la tienda, estoy preocupado mi negocio no puede continuar, he sido afectado por un ERTE, etc. Situaciones que para el corredor son también una preocupación, y es aquí donde su proximidad es imprescindible para transmitir al cliente que está a su lado, que cuenta con él, que le asesorará en aquellas decisiones clave para no perjudicar su futuro inmediato que eviten tener que anular pólizas por miedo a impagos, sin valorar el impacto real que podría conllevar en caso de siniestro.

Ahora más que nunca es necesario el contacto verbal/visual con el cliente.

Es aquí, donde radica la acción actual del corredor. Conocer cuál es el grado de riesgo que puede tener actualmente el cliente y explicarle qué medidas se pueden tomar de forma coherente para garantizar en la medida de lo posible su bienestar.

En este punto es donde la gran mayoría de Entidades Aseguradoras han activado sus diferentes ayudas al consumidor en forma de: descuentos, aplazamientos, etc. Estas ayudas son imprescindibles para que se mantenga la estabilidad económica, tanto en particulares como en pymes, gracias al sector asegurador que lucha también contra esta crisis sanitaria.

Por eso es muy importante “comunicarse” con el cliente para hacerle partícipe que ser “mediador” de seguros es algo más que tramitar una póliza. Es captar las necesidades del cliente, es analizar el riesgo, es valorar qué solución es la más acorde y buscar en el mercado asegurador el producto que mejor se ajuste a dicha necesidad.

La segunda: La iniciativa colaborativa con la CRUZ ROJA de FECOR, ADECOSE, AUNNA, CIAC, COJEBRO, E2K, ESPABROK y el CONSEJO GENERAL, que juntos representan la casi totalidad del sector de la mediación, hace que podáis estar muy orgullosos de participar de este acto solidario que va más allá de los objetivos comerciales, cuotas de mercado, competencia y operadores de Banca Seguros.

«Estamos hablando de contacto directo con las personas, y es aquí donde un mediador de seguros es el contacto directo para tratar de los riesgos.» 

Y por último, estoy convencido que esta experiencia que estamos viviendo nos enseñará a cambiar y adaptarnos en las nuevas reglas de comunicación con los clientes.

Por último pero no menos importante y menos en los tiempos que pasan, os mandamos un fuerte #teleabrazo, y recordad, #quedateencasa.

¿Puede tu correduría afrontar el teletrabajo?

“El número de empleados que teletrabajan ha crecido en 12 comunidades autónomas, muy especialmente en Baleares y Cataluña, alcanzando, con alzas del 9,1% y 9,3% en el número de trabajadores que optan por esta modalidad, respectivamente.”

El Covid-19 se cierne sobre Europa a cada día que pasa, cada día vemos más caras conocidas caer en las garras de este nuevo virus y tienen que comenzar un aislamiento forzado. Se cancelan eventos de grandes multitudes por el riesgo que conllevan,

¿Y qué opciones tenemos nosotros para evitar todo esto?

El teletrabajo, una opción laboral que está calando hondo en el panorama empresarial español. Una de cada cuatro empresas (el 22% concretamente) ya cuenta con programas específicos para ello. Y es que, a tenor del Instituto Nacional de Estadística, trabajar en casa repercute un aumento en la productividad de entre un 5 y un 25 por ciento. Ahí es nada. Además de eso, el teletrabajo fomenta una conciliación entre la vida laboral y familiar, así como la desaparición de los viajes y reuniones, trascendiendo al ahorro de los costes en la empresa. No obstante, en casa existen pequeñas distracciones que pueden hacer que se pierda el foco de atención de lo que realmente importa: el cliente.

A continuación, desde el Blog del corredor os vamos a proporcionar una serie de indicaciones para hacer de tu casa el lugar de trabajo ideal para el desempeño de las funciones propias de tu cargo. ¡Y todo ello sin quitarte el pijama!

1. Establece tu área de trabajo

La confección de tu propio espacio es fundamental para trabajar desde casa, ¡sin importar lo descuidado que tengas el cuarto! Sin embargo, hacer de un espacio común para realizar tus tareas no es lo más adecuado, sobre todo si se comparte la vivienda con más personas, o con niños. No basta con plantar tu portátil en la cocina, es necesario ir un paso más allá. Cobertizos, estudios, un viejo lagar, trastero o buhardilla. Cualquier espacio susceptible de no levantar distracciones es un espacio recomendable para asentar tu ‘oficina’.

2. La nube, y su poder

Que el Cloud Computing es una de las tendencias estrella en estos últimos años lo sabe todo el mundo. Por esta razón, herramientas como Dropbox o WeTransfer servirán como alternativa entre tú y tus clientes a un email que en ocasiones se antoja escaso. Y no sólo eso, sino que gracias a Dropbox podrás tener acceso a tus carpetas y archivos mientras estés viajando, o lejos de casa y en cualquier dispositivo. Asimismo, Skype elimina las barreras comunicacionales y te pondrá en contacto directo con clientes, compañeros de trabajo o proveedores independientemente de dónde te encuentres tanto tú como tu interlocutor. Os recordamos que en una entrada anterior os explicamos unas medidas para ciber proteger tu PC y tus datos, las cuales os serán muy útiles para gestionar vuestra nube.

3. Tu casa, tu horario

La principal recompensa que concede el teletrabajo es la capacidad de establecer tus propios horarios. En función de tu mayor momento de creatividad o de mayor rendimiento laboral podrás determinar diversas jornadas sin ataduras ni presiones. De ahí que un buen número de trabajadores sean incapaces de desarrollar sus funciones debido a la rigidez propia de una jornada laboral extenuante. El teletrabajo viene a subsanar y liberar todas las tensiones generadas por un horario estresante.

4. La disciplina, día a día

Aunque pueda resultar atrayente y cautivador el hecho de trabajar en pijama y desde casa, no es una costumbre del todo aconsejable. Y es que, por el mero hecho de no salir de tu domicilio para trabajar, no quiere decir que no se deba tener una preparación previa para sentarse delante del ordenador. Por ello, es de gran ayuda realizar las mismas rutinas que se harían si cada mañana tuvieras que ir a la oficina: pegarse una ducha, vestirse con ropa con la que irías a trabajar e incluso estar a disposición de tus clientes como si de un horario de oficina se tratase.

 

5. No eches raíces

Que trabajes desde casa no significa que debas estar recluido en ella constantemente. Sal a la calle tanto como puedas. Por mucho que odiemos los traslados al trabajo, también significan algo de ejercicio para nosotros. Así que es beneficioso, tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente, salir de casa al menos una vez al día, incluso aunque sea para comprar el pan o hacer un pequeño recado. ¡No te conviertas en un vegetal!

¿Y a nivel laboral, qué obligaciones / deberes tengo con mis empleados?

A continuación os dejamos unos anexos para que podáis consultar en caso de desconocimiento o duda al respecto:

Trabajo a distancia:

Artículo 13 del Estatuto de los trabajadores.

Organización del trabajo y el teletrabajo en el convenio colectivo estatal de mediadores de seguros privados:

Artículo 8 y 9 del convenio.

Como nota adicional, cabe añadir que debido a que esta condición de teletrabajo se ve marcada/afectada directamente una excepcionalidad como la que está siendo el Covid-19 por lo que no existe un límite ni un tiempo obligado de teletrabajo. Entendemos que una vez podamos volver a la «normalidad» ya podremos dejar de trabajar desde casa.

 

 

error: Contenido protegido.