Etiquetacorredurías

1
5 nuevos consejos para el corredor de seguros
2
¿Puedo presentar ya la DEC 2020?
3
¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?
4
BOE del 29/03 ¿Son las corredurías de seguros servicios esenciales?
5
¿Puede tu correduría afrontar el teletrabajo?
6
ANALIZANDO LA “LEY DE DISTRIBUCIÓN DE SEGUROS”
7
El director técnico de la correduría
8
La generación del 60…relevo o continuidad
9
¿Vender o Seguir?
10
Actualidad y cambios en la formación de seguros privados

5 nuevos consejos para el corredor de seguros

¿Y si os digo que este artículo se publicó en febrero 2016?

Veamos la versión del 2020…

Deciros que han pasado 4 años y una pandemia, y me gustaría destacar que algunas de estas cuestiones siguen siendo de actualidad, y eso no puede ser bueno para el sector.

Versión 2016

Entendemos que muchos corredores se puedan sentir identificados con esta situación, y las principales dudas que se pueden presentar:

  1. ¿Cómo puedo retener mejor a mis clientes?
  2. ¿Necesito depurar mi base de datos?
  3. ¿Cómo realizar campañas con mejor éxito?
  4. ¿Qué debo hacer para implementar el EIAC en mi correduría?
  5. ¿Está mi Web de correduría preparada para móviles y tablets?
  6. ¿Cómo me afectará la Nueva Directiva de Distribución?
  7. ¿Cómo puedo plantear una sucesión en mi correduría? ¿Querrán seguir en este sector?

Y si estas dudas ya existían en 2016… ¿Qué ocurre ahora en 2020?

Antes de entrar en materia del 2020, me gustaría felicitar a todos los mediadores de seguros, que han sabido responder con buena nota la gestión y atención de sus clientes durante el estado de alarma… ¡No ha sido nada fácil! Muchos habéis tenido que actualizaros digitalmente en un tiempo récord, pero lo habéis conseguido.

Aunque también se nos plantea la siguiente pregunta:

¿Qué ocurre si no he conseguido gestionar los retos digitales que ya existían en 2016?


«Software is eating the world“

Cita de Marc Andressen 20/08/2011

A pesar de que parezca que la transformación digital del sector asegurador no ha cambiado mucho desde 2016, se han producido cambios, pero el COVID-19 ha introducido y acelerado nuevos factores digitales durante el 2020.

A continuación te enumeramos  los aspectos a tratar en 2020:

  1. Digitalización / Teletrabajo
  2. Medidas de seguridad para mitigar el Ciberriesgo
  3. La evolución de herramientas predictivas para la gestión de clientes (IA)
  4. Los planes de continuidad en la empresa
  5. La reducción de márgenes comerciales 

    (En el blog podéis ver entradas que tratan algunos de estos temas)

Asimismo, estos son algunos de los puntos a destacar y de los cuales el sector de la mediación ha de tomar nota, para que en el transcurso de los años venideros podamos finalmente decir: “progresa adecuadamente” en cuanto a transformación digital se refiere.

Por ello, durante esta crisis sanitaria los profesionales y empresarios de la mediación, han priorizado la gestión y retención de sus clientes. A consecuencia de esto, no han tenido la oportunidad de poder alzar la vista por encima de la mascarilla y visualizar los cambios que están ocurriendo en el sector.

Parece que la pandemia está afectando a más sectores, cuéntanos más….

Como resultado, estamos viendo cómo el sector financiero (BANCA) está inmerso en un proceso de integraciones / fusiones con el objetivo adaptarse a la transformación digital, sólo tenemos que ver que la mayoría de gestiones que antes realizábamos en una oficina, ahora las podemos realizar desde la APP de la propia entidad. Seguidamente, os facilitamos unos ejemplos:

«El acceso a datos masivos y la inteligencia artificial reduce las barreras de entrada al sector y está cambiando radicalmente el entorno competitivo bancario.» https://bit.ly/32a9osi

«La banca privada acelera la transformación digital» https://bit.ly/3hipN1T

A continuación, imaginar por un instante, un escenario donde los márgenes por tipos de interés son prácticamente nulos…

¿Qué alternativas de ingresos consideráis que potenciará la Banca?

Para acabar, mientras os dejamos pensando en ello, aprovechamos la ocasión para recordaros que lo importante no es qué hacen los demás, sino «¿Qué puedo hacer para que mi negocio se proyecte hacia el futuro y pueda así perdurar más años?«

Una vez más, es cuestión de levantar la cabeza y ver qué cambios tenemos por delante.

¿Puedo presentar ya la DEC 2020?

Hace un mes os informamos que, como consecuencia de la declaración del estado de alarma (publicada en el BOE de 14 de marzo), quedaba suspendido el plazo de presentación de la Declaración Estadístico-Contable 2019 (DEC), que inicialmente tenía fijada como fecha límite el 30 de abril. 

Durante estos días hemos realizado diferentes comunicados informando que, pese a la suspensión del plazo, es posible presentar igualmente la DEC y, por tanto, dejar cumplida esta obligación.

Desde Solvento hemos contactado esta semana con la Dirección General de Seguros, que nos ha manifestado que están trabajando internamente para determinar cuál será el nuevo plazo de presentación de la DEC. Cuando tengamos noticias al respecto os informaremos de ello.

Para terminar con esta breve entrada, os volvemos a recordar que ya podéis facilitarnos de manera telemática la documentación necesaria para confeccionar vuestra DEC. Así, una vez conocida la fecha límite, se podrá gestionar de manera más eficiente su presentación.

Un #teleabrazo para tod@s.




¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?

Después de más de 15 días desde que se decretó el Estado de Alarma, todos nos hemos visto inmersos en un mar de dudas sobre cómo llevar de la mejor forma posible una situación ajena a cualquier previsión real de afrontar nuestras diferentes responsabilidades, tanto personales, familiares y de trabajo.

En primer lugar, personal porque independientemente de la edad que uno tenga y de las experiencias que la vida le haya deparado, esta situación de confinamiento se escapa a cualquier experiencia vivida.

En segundo lugar, familiares por la necesidad de saber de nuestros seres queridos, amigos y conocidos. A medida que van pasando los días la preocupación avanza y nos sobrepasa en muchas ocasiones.  

Y en tercer lugar el profesional, por cómo se está encajando esta situación en los diferentes despachos de corredores y corredurías. Un sector asegurador que, paradójicamente, excluyen por lo general las pandemias, y que hasta hace poco nos resultaban difícil imaginar. La realidad siempre supera la ficción.

Ahora bien… ¿cómo está afectando la enfermedad COVID-19 en el sector de la mediación?

Durante estos días, he recibido diferentes inputs de todo tipo de corredores y corredurías sobre cómo están llevando sus despachos y actividades, sus equipos y sobre todo la sobre saturación de información en la que nos encontramos diariamente (incluyo este artículo). Sea por la generación de contenido del propio sector como la que se genera a través de los RD del Gobierno y otras medidas de Gobiernos Autonómicos, para ayudar y controlar la situación de crisis, me veo en la tesitura de aportar una visión particular sobre qué consecuencias se derivan en el sector de la mediación a causa del COVID-19.

¿Qué medidas están tomando algunas corredurías?:

La primera: volcarse en “contactar” (remarco en comillas esta palabra) con los clientes para preguntar: ¿cómo estás? ¿Estáis todos bien?  La diversidad de clientes de una cartera hace que las situaciones también sean distintas: he cerrado la tienda, estoy preocupado mi negocio no puede continuar, he sido afectado por un ERTE, etc. Situaciones que para el corredor son también una preocupación, y es aquí donde su proximidad es imprescindible para transmitir al cliente que está a su lado, que cuenta con él, que le asesorará en aquellas decisiones clave para no perjudicar su futuro inmediato que eviten tener que anular pólizas por miedo a impagos, sin valorar el impacto real que podría conllevar en caso de siniestro.

Ahora más que nunca es necesario el contacto verbal/visual con el cliente.

Es aquí, donde radica la acción actual del corredor. Conocer cuál es el grado de riesgo que puede tener actualmente el cliente y explicarle qué medidas se pueden tomar de forma coherente para garantizar en la medida de lo posible su bienestar.

En este punto es donde la gran mayoría de Entidades Aseguradoras han activado sus diferentes ayudas al consumidor en forma de: descuentos, aplazamientos, etc. Estas ayudas son imprescindibles para que se mantenga la estabilidad económica, tanto en particulares como en pymes, gracias al sector asegurador que lucha también contra esta crisis sanitaria.

Por eso es muy importante “comunicarse” con el cliente para hacerle partícipe que ser “mediador” de seguros es algo más que tramitar una póliza. Es captar las necesidades del cliente, es analizar el riesgo, es valorar qué solución es la más acorde y buscar en el mercado asegurador el producto que mejor se ajuste a dicha necesidad.

La segunda: La iniciativa colaborativa con la CRUZ ROJA de FECOR, ADECOSE, AUNNA, CIAC, COJEBRO, E2K, ESPABROK y el CONSEJO GENERAL, que juntos representan la casi totalidad del sector de la mediación, hace que podáis estar muy orgullosos de participar de este acto solidario que va más allá de los objetivos comerciales, cuotas de mercado, competencia y operadores de Banca Seguros.

«Estamos hablando de contacto directo con las personas, y es aquí donde un mediador de seguros es el contacto directo para tratar de los riesgos.» 

Y por último, estoy convencido que esta experiencia que estamos viviendo nos enseñará a cambiar y adaptarnos en las nuevas reglas de comunicación con los clientes.

Por último pero no menos importante y menos en los tiempos que pasan, os mandamos un fuerte #teleabrazo, y recordad, #quedateencasa.

BOE del 29/03 ¿Son las corredurías de seguros servicios esenciales?

Ayer 29/03 el Gobierno anunció mediante un DECRETO-LEY que cualquier actividad laboral NO ESENCIAL debía ser parada y los trabajadores de dichas actividades debían quedarse en casa.

Podéis leer el PDF aquí

En el decreto, además se especifican las condiciones, en cuanto a retribución salarial y cómo deberá compensar a la empresa en horas de trabajo.

Pero… ¿Las corredurías son esenciales?

Pues la respuesta es fácil… Si, si que lo son.

Como podemos leer en el documento:

«11 – Quienes trabajen en empresas de servicios financieros, incluidos los bancarios, de seguros y de inversión, para la prestación de los servicios que sean indispensables, y las actividades propias de las infraestructuras de pagos y de los mercados financieros.»

Se ha de tener en cuenta además:

«Trabajadores incluidos en ERTE, teletrabajadores y empleados de baja por incapacidad temporal, excluidos del permiso retribuido»

 

Desde el Blog del Corredor os iremos informando de todas las novedades que vayan surgiendo a lo largo de estos días de incertidumbre. Os enviamos un fuerte #teleabrazo.

¿Puede tu correduría afrontar el teletrabajo?

“El número de empleados que teletrabajan ha crecido en 12 comunidades autónomas, muy especialmente en Baleares y Cataluña, alcanzando, con alzas del 9,1% y 9,3% en el número de trabajadores que optan por esta modalidad, respectivamente.”

El Covid-19 se cierne sobre Europa a cada día que pasa, cada día vemos más caras conocidas caer en las garras de este nuevo virus y tienen que comenzar un aislamiento forzado. Se cancelan eventos de grandes multitudes por el riesgo que conllevan,

¿Y qué opciones tenemos nosotros para evitar todo esto?

El teletrabajo, una opción laboral que está calando hondo en el panorama empresarial español. Una de cada cuatro empresas (el 22% concretamente) ya cuenta con programas específicos para ello. Y es que, a tenor del Instituto Nacional de Estadística, trabajar en casa repercute un aumento en la productividad de entre un 5 y un 25 por ciento. Ahí es nada. Además de eso, el teletrabajo fomenta una conciliación entre la vida laboral y familiar, así como la desaparición de los viajes y reuniones, trascendiendo al ahorro de los costes en la empresa. No obstante, en casa existen pequeñas distracciones que pueden hacer que se pierda el foco de atención de lo que realmente importa: el cliente.

A continuación, desde el Blog del corredor os vamos a proporcionar una serie de indicaciones para hacer de tu casa el lugar de trabajo ideal para el desempeño de las funciones propias de tu cargo. ¡Y todo ello sin quitarte el pijama!

1. Establece tu área de trabajo

La confección de tu propio espacio es fundamental para trabajar desde casa, ¡sin importar lo descuidado que tengas el cuarto! Sin embargo, hacer de un espacio común para realizar tus tareas no es lo más adecuado, sobre todo si se comparte la vivienda con más personas, o con niños. No basta con plantar tu portátil en la cocina, es necesario ir un paso más allá. Cobertizos, estudios, un viejo lagar, trastero o buhardilla. Cualquier espacio susceptible de no levantar distracciones es un espacio recomendable para asentar tu ‘oficina’.

2. La nube, y su poder

Que el Cloud Computing es una de las tendencias estrella en estos últimos años lo sabe todo el mundo. Por esta razón, herramientas como Dropbox o WeTransfer servirán como alternativa entre tú y tus clientes a un email que en ocasiones se antoja escaso. Y no sólo eso, sino que gracias a Dropbox podrás tener acceso a tus carpetas y archivos mientras estés viajando, o lejos de casa y en cualquier dispositivo. Asimismo, Skype elimina las barreras comunicacionales y te pondrá en contacto directo con clientes, compañeros de trabajo o proveedores independientemente de dónde te encuentres tanto tú como tu interlocutor. Os recordamos que en una entrada anterior os explicamos unas medidas para ciber proteger tu PC y tus datos, las cuales os serán muy útiles para gestionar vuestra nube.

3. Tu casa, tu horario

La principal recompensa que concede el teletrabajo es la capacidad de establecer tus propios horarios. En función de tu mayor momento de creatividad o de mayor rendimiento laboral podrás determinar diversas jornadas sin ataduras ni presiones. De ahí que un buen número de trabajadores sean incapaces de desarrollar sus funciones debido a la rigidez propia de una jornada laboral extenuante. El teletrabajo viene a subsanar y liberar todas las tensiones generadas por un horario estresante.

4. La disciplina, día a día

Aunque pueda resultar atrayente y cautivador el hecho de trabajar en pijama y desde casa, no es una costumbre del todo aconsejable. Y es que, por el mero hecho de no salir de tu domicilio para trabajar, no quiere decir que no se deba tener una preparación previa para sentarse delante del ordenador. Por ello, es de gran ayuda realizar las mismas rutinas que se harían si cada mañana tuvieras que ir a la oficina: pegarse una ducha, vestirse con ropa con la que irías a trabajar e incluso estar a disposición de tus clientes como si de un horario de oficina se tratase.

 

5. No eches raíces

Que trabajes desde casa no significa que debas estar recluido en ella constantemente. Sal a la calle tanto como puedas. Por mucho que odiemos los traslados al trabajo, también significan algo de ejercicio para nosotros. Así que es beneficioso, tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente, salir de casa al menos una vez al día, incluso aunque sea para comprar el pan o hacer un pequeño recado. ¡No te conviertas en un vegetal!

¿Y a nivel laboral, qué obligaciones / deberes tengo con mis empleados?

A continuación os dejamos unos anexos para que podáis consultar en caso de desconocimiento o duda al respecto:

Trabajo a distancia:

Artículo 13 del Estatuto de los trabajadores.

Organización del trabajo y el teletrabajo en el convenio colectivo estatal de mediadores de seguros privados:

Artículo 8 y 9 del convenio.

Como nota adicional, cabe añadir que debido a que esta condición de teletrabajo se ve marcada/afectada directamente una excepcionalidad como la que está siendo el Covid-19 por lo que no existe un límite ni un tiempo obligado de teletrabajo. Entendemos que una vez podamos volver a la «normalidad» ya podremos dejar de trabajar desde casa.

 

 

ANALIZANDO LA “LEY DE DISTRIBUCIÓN DE SEGUROS”

En esta nueva entrada del Blog del Corredor queremos presentaros el primero de una serie de posts en los que trataremos los puntos más destacados de la reciente transposición de la IDD.

Mediante el Real Decreto-ley 3/2020, de 4 de febrero, de medidas urgentes por el que se incorporan al ordenamiento jurídico español diversas directivas de la Unión Europea en el ámbito de la contratación pública en determinados sectores; de seguros privados; de planes y fondos de pensiones; del ámbito tributario y de litigios fiscales. Para simplificar la referencia a la nueva norma, nos referiremos a ella como la “Ley de Distribución de Seguros”.  

Ok, ¿Pero esto qué significa? Vamos a ver las principales novedades que nos trae la nueva Ley:

¿Cuando/Donde/Cómo/A quien se aplica?

La nueva norma abarca todos los canales de distribución de seguros, por tanto, incluye a los mediadores de seguros y de reaseguros, a las compañías aseguradoras y reaseguradoras e incluye una nueva figura, la de los mediadores de seguros complementarios (esto es, quienes distribuyan seguros con carácter complementario de un bien o servicio, con determinadas condiciones). Asimismo, por  primera vez se contempla la figura de los llamados “comparadores”, que deberán cumplir con las obligaciones de los mediadores.

¿Que necesita el cliente?

El deber de información se regula ampliamente en la Ley de Distribución de Seguros y encontramos diferentes documentos a facilitar al cliente:

La información general previa: Es un documento muy similar a la información previa establecida en el artículo 42 de la Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados (en adelante, “Ley de Mediación de Seguros”), si bien se tratan más cuestiones en el nuevo documento.

La información y, en su caso, asesoramiento previo, que deberán proporcionar los distribuidores de seguros sobre un contrato. El distribuidor de seguros determinará, basándose en informaciones obtenidas del cliente, las exigencias y las necesidades de éste.

El documento de información previa sobre el producto de seguro, que deberá elaborar la entidad aseguradora o bien el mediador si este último es quien ha diseñado el producto.

¡Espera! Hay mas…

Obligaciones adicionales en los productos de inversión basados en seguros:

Además de los documentos indicados en el apartado anterior, en el caso de los productos de inversión basados en seguros, los distribuidores deberán adoptar medidas para evitar posibles conflictos de interés y recabar información sobre el cliente con el objeto de recomendarle el producto más adecuado a su perfil. Asimismo, deberán informar al cliente de todos los costes y gastos asociados y advertirle de los riesgos conexos a los productos de inversión y a las estrategias de inversión propuestas.

Conservación de la documentación precontractual

Se establece el deber de conservar los documentos en los que se plasme la información precontractual entregada al cliente, al objeto de acreditar el cumplimiento de estas obligaciones, durante un plazo mínimo de seis años desde el momento de la finalización de los efectos del contrato.    

Cuentas separadas

Se establece la obligación para todos los mediadores de seguros de acreditar que los fondos pertenecientes a clientes son transferidos a través de cuentas completamente separadas del resto de recursos económicos del mediador.

Los mediadores disponen de tres meses, desde la entrada en vigor de la Ley (6 de febrero de 2020), para adaptarse a esta obligación.

Régimen sancionador:

Se endurece el régimen sancionador,  destaca el significativo aumento de los importes de las multas.

En la Ley de Mediación de Seguros  la sanción por multa máxima era por importe de 30.000 euros.

Con la nueva Ley de Distribución, en el caso de las sociedades, su importe podrá ser hasta el importe más alto de los siguientes:

  1. El 3% del volumen de negocio anual total según las últimas cuentas disponibles aprobadas por el órgano de dirección o 1.000.000 euros (en el caso de productos de inversión basados en seguros el 5% y 5.000.000 de euros respectivamente) 
  2. O hasta el doble del importe de los beneficios obtenidos o de las pérdidas evitadas con la infracción, en caso de que pueda determinarse.

En el caso de los infractores persona física, la multa por una infracción muy grave podrá ser de hasta el importe más alto de los siguientes:

  1. 100.000 euros (700.000 euros en el caso de supuestos relativos a productos de inversión).
  2. O hasta el doble del importe de los beneficios obtenidos o de las pérdidas evitadas con la infracción, en caso de que pueda determinarse.

Lo mismo sucede con la sanción por multa a los que ejerciendo cargos de administración sean responsables de la actividad de distribución o formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución. La multa establecida en la Ley de Mediación de Seguros podía ser de hasta 60.000 euros y con la Ley de Distribución de Seguros esta asciende hasta 200.000 euros.

Como decíamos al principio, con esta entrada meramente hemos querido aportar un breve resumen de las principales novedades que nos trae la  Ley de Distribución de Seguros, pero sin duda, hay otros muchos temas a tratar y algunos de los comentados merecen que los abordemos de forma más amplia. A todo de ello esperamos dar respuesta en las próximas publicaciones de este blog.

«TO BE CONTINUED…»

El director técnico de la correduría

Un cargo de responsabilidad en la distribución de seguros

Ha aparecido publicado en varios medios del sector, que “corre peligro” el cargo de Director Técnico de la correduría de seguros, como si de la noche a la mañana hiciesen desaparecer una responsabilidad que se deriva de la intermediación de seguros.

No tiene mucho sentido pensar que la intención del legislador sea la de suprimir responsabilidades… ¿no creen?

Vender o Seguir como corredor de seguros
¿No será que solo le cambian el nombre?

Lo que indica la actual la Ley 26/2006:

b) Los corredores de seguros, personas físicas, deberán acreditar haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Aquellas personas que participen directamente en la mediación bajo la dirección del corredor de seguros deberán estar en posesión de los conocimientos necesarios para el ejercicio de su trabajo.

En las sociedades de correduría de seguros deberá designarse un órgano de dirección responsable de la mediación de seguros, y, al menos, la mitad de las personas que lo compongan y, en todo caso, las personas que ejerzan la dirección técnica o puesto asimilado (director técnico) deberán acreditar haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Asimismo, cualquier otra persona que participe directamente en la mediación de los seguros deberá acreditar los conocimientos y aptitudes necesarios para el ejercicio de su trabajo.

¿Y qué dice el proyecto de Ley de Distribución?

c) Acreditar que los corredores de seguros, personas físicas, así como, en el caso de personas jurídicas, la persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que forman parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución y todas las personas que participan directamente en la distribución de seguros, cumplen el requisito de honorabilidad comercial y profesional en los términos dispuestos en el artículo 2. Este requisito será igualmente aplicable a los administradores del corredor de seguros, persona jurídica.

«Responsable de la actividad de distribución»

Y además, el Borrador de Real Decreto por el que se desarrollará la Ley de distribución de seguros y reaseguros privados en materia de formación, dice:

  • Artículo 1. Ámbito de aplicación.

1. El presente real decreto se aplicará a los distribuidores de seguros y de reaseguros, definidos en el artículo 2 de la Ley XX/XXXX, de XX de XXXX, de distribución de seguros y reaseguros privados, a los colaboradores externos, así como al personal relevante de los anteriores.

2. A efectos de este real decreto, se entenderá por personal relevante a toda persona, empleado o no, que participe directamente en la distribución de seguros y reaseguros privados por cuenta de los distribuidores de seguros o de reaseguros o de los colaboradores externos, proporcionando información o prestando asesoramiento a clientes o potenciales clientes.

3. Serán consideradas asimismo como personal relevante las siguientes personas:

a) La persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución de las entidades aseguradoras y reaseguradoras.

b) La persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución de los mediadores de seguros y corredores de reaseguros, personas jurídicas.
http://www.mineco.gob.es/stfls/mineco/ministerio/participacion_publica/audiencia/ficheros/ECO_Seg_AP_180731_RD_formacion.pdf

c) La persona responsable de la actividad de colaboración con la distribución de seguros o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de colaboración con la distribución de seguros de los colaboradores externos de los mediadores de seguros.

  • Artículo 2. Objeto.

1. El objeto de este real decreto es establecer criterios sobre los conocimientos y aptitudes que deben tener los distribuidores de seguros y de reaseguros y su personal relevante, así como sobre el modo en que dichos conocimientos y aptitudes deben ser evaluados.

2. Asimismo, se concreta la forma en la que las personas y entidades obligadas podrán acreditar el cumplimiento de los citados requisitos.

«KEEP CALM AND SAVE THE DIRECTOR»

Es conveniente asesorarse y no dejarse llevar por titulares que pueden crear confusión en el mercado.

La generación del 60…relevo o continuidad

Especial corredores mayores de 50 años

¿Cuántos corredores de la generación del 60 puede estar dirigiendo sus corredurías en el mercado nacional actualmente?

¿Y cuántos de estos tienen además la condición de socio + administrador + director técnico? ¡Seguro que un número importante!!!

Y…¿qué problemáticas o preocupaciones se pueden encontrar éstos corredores que son de la generación del 60 en sus negocios? ¿qué pueden pensar respecto al relevo o la continuidad?

Una, la no continuidad. La falta de sucesión en la correduría, bien por no tener descendencia que continúe con la actividad o bien porque esta descendencia ya está inmersa en otras actividades ajenas a la mediación. También en ocasiones por falta de interés sobre qué ventajas y estabilidad puede aportar este sector.

Dos, la inversión tecnológica. La falta de inversión en TIC por parte de corredurías que han permanecido latentes en el sector, sin tener en cuenta el avance tecnológico, ha provocado incremento de costes en los procesos de gestión entre aseguradora y asegurado, y por ende en la atención y respuesta al “cliente”.

Tres, la antigüedad de la plantilla. La evolución del negocio de la correduría a lo largo del tiempo ha registrado la construcción y ampliación de una plantilla consolidada y senior que genera unas obligaciones en cuanto a formación, reciclaje y dotación de indemnizaciones.

Cuatro, el cambio generacional de los clientes. Los clientes han crecido en edad al igual que el corredor como es lógico, clientes anteriores a la generación del 60 o posteriores pero… ¿cuántos corredores han focalizado su actividad comercial en renovar y bajar la media de edad de sus clientes? ¿Se ha dado entrada a las segundas o terceras generaciones de clientes?

Cinco, la base de datos. Sin suficiente información o poco depuradas, las bases de datos dificultan un buen traspaso o realización de acciones comerciales.

Seis, marketing y comunicación. Una de las asignaturas pendientes del sector de la mediación. No obstante, la tendencia está enfocándose hacia el cambio y algunas corredurías ya están invirtiendo en mejorar la comunicación con el cliente.

Siete, situaciones de bloqueo. Las situaciones de bloqueo pueden generar el problema de mayor impacto. Éstas se pueden producir en sociedades donde la figura de socio + administrador + director técnico recaen en una sola persona, normalmente el titular de la correduría. Sociedades que sin un buen plan de contingencia no pueden evitar las situaciones de bloqueo que impidan el funcionamiento y cumplimiento de las obligaciones tanto fiscales, mercantiles, laborales y de mediación de seguros privados.

Estos y otros problemas son ejemplos de factores de riesgo en un importante número de corredurías que, sin una planificación de relevo o un buen plan de contingencia, se pueden verse seriamente afectadas.

Corredores de seguros mayores de 50 años

Es importante contar con el buen asesoramiento de empresas profesionales y especializadas que te ayuden a elegir la mejor opción de forma personalizada, bien sea en una operación de compra venta o elaborando la documentación necesaria para una transición de relevo y de plan de contingencia, por ejemplo:

Si hablamos de compraventas, las corredurías deben tener en cuenta varios aspectos vitales para una buena negociación.

Sociedad o cartera de seguros
Diferencias entre vender sociedad o vender fondo de comercio

O bien, los Planes de Contingencia , los elementos más importantes se centran en no generar una situación de bloqueo de la correduría por la falta inesperada del titular, sea defunción o incapacidad. Conocer y disponer de un árbol de llamadas y de protocolo de actuación, en caso de que suceda alguna de estas contingencias, es responsabilidad del titular del negocio que, en la gran mayoría de casos, revierte en el conjunto de la familia.

situaciones de bloqueo de un empresario
Situaciones de bloqueo en un sociedad si falta el titular

«Es conveniente no dejar al azar el esfuerzo de más de 30 años de actividad».

Otros enlaces de interés:

¿Qué debo tener en cuenta en una valoración de una cartera?

¿Cómo conocer el valor de mi cartera de seguros?

¿Vender o Seguir?

Esta pregunta bien podría ser el preludio de muchos corredores que se encuentran a la vuelta de vacaciones con una idea en la cabeza. Saber qué decisión tomar, si vender o seguir en el sector asegurador durante más años.

Y si además le sumamos algunos de los factores que aceleran estas inquietudes, la decisión sobre qué hacer se incrementa:

  • Tener más de 60 años
  • No tener continuidad
  • Ser consciente que este sector está cambiando de forma acelerada y cuesta seguir el ritmo.

Este es un ejemplo sobre el comentario que más se repite entre los corredores con dicho perfil, incluso cuando coinciden en Congresos, Cursos, Viajes, etc., ¡¡¡…si encuentro la correduría que compre, le vendo la cartera y me jubilo!!! pero saber cómo valorar la cartera de seguros es otra cosa.

Seguro que habrá más factores que cada corredor/correduría pondrá encima de la mesa para valorar qué causas le empujan a saber qué decisión tomar. De todas formas, la idea por mucho que siga en la cabeza necesita de un análisis y viabilidad objetiva que justifique el paso siguiente.

Qué pasa cuando además se ponen además otros elementos claves como:

  • Necesidad de transformación y adaptación digital que está viviendo el sector.
  • Entrada de nuevos competidores 100% digitales.
  • Adaptación a las nuevas normativas de regulación del sector.
  • Backoffice eficiente para optimizar los procesos que las aseguradoras han ido delegando cada vez más en el corredor.
  • La conectividad con las entidades aseguradoras (EIAC y multitarificadores integrados)
  • Etc.
¿Vender o Seguir?

¿Qué movimiento toca hacer ahora?

Para ello, Solvento como expertos en operaciones de compra venta y valoraciones pone a vuestra disposición, la posibilidad de conocer qué valoración y viabilidad de proyecto puede ser la más apropiada ante una operación de venta de fondo de comercio o sociedad.

Actualidad y cambios en la formación de seguros privados

En este caso hablamos de la formación bonificada, aquella por la cual la empresa puede descontar parte del coste del importe que paga en los seguros sociales.

El crédito disponible para las empresas durante el año se calcula a partir de dos datos: lo cotizado por la empresa en concepto de Formación Profesional en el año anterior y el tamaño de su plantilla, que determinará el porcentaje del importe cotizado al cual tiene derecho la empresa.

No obstante, existe un crédito mínimo para toda empresa que cotice por formación profesional, independientemente de su tamaño, que es de 420€ anuales, salvo si la empresa ha sido creada en el año en curso, donde el crédito resultará de multiplicar el número de trabajadores (de acuerdo con el primer boletín de cotización a la Seguridad Social) por 65 €.

En el sector de la mediación, la formación de todos aquellos que participan en el proceso productivo de la empresa adquiere una especial relevancia por dos motivos:

En primer lugar, porque si ya de por sí la formación general es importante para el correcto desarrollo de cualquier materia, en el ámbito asegurador se convierte en imprescindible en tanto que es vital estar debidamente actualizado y en plena forma para luchar contra la competencia que llega desde varios frentes.

En segundo lugar, para dar cumplimiento a lo estipulado en el Convenio Colectivo de aplicación que establece la obligatoriedad de proporcionar una formación de 20 horas anuales para trabajadores que realizan jornada completa, con la opción de adaptarse proporcionalmente en el supuesto de jornadas que arrojaran un cómputo anual distinto al establecido con carácter general.

Señalar, asimismo, que estas horas podrán ser acumuladas durante un período de hasta tres años en aquellos casos en que por necesidades organizativas o funcionales no pudieran ser utilizadas anualmente.

Ahora que se acerca el final del año, es posible que caiga en la cuenta de que no ha aprovechado el crédito disponible en su empresa, por lo que es buen momento para hacer una planificación del año siguiente.

Además, en el caso de empresas de menos de 50 trabajadores, a partir de 1 de enero de 2018 se permite acumular el crédito del ejercicio a los dos siguientes. Para disfrutar de esta posibilidad se debe realizar la comunicación pertinente a FUNDAE dentro del primer semestre del año.

Además, como anticipo a los cambios en materia de formación continua de mediación de seguros privados cabe destacar lo siguiente:

Supondrá la aprobación de la nueva normativa de distribución de seguros (Ley de Distribución y seguidamente el Real Decreto de desarrollo de la Ley en materia de formación y la Resolución de la DGSFP también relativa a formación), como el tema es importante, detallo a continuación lo más relevante del Borrador actual del Real Decreto.

Niveles de formación:

  • Los Directores Técnicos de Corredurías estarán encuadrados en el Nivel 1 (actualmente Grupo A).
  • Los empleados y los colaboradores externos de la correduría que asesoran a los clientes (en el artículo 5 del Real decreto consta indicado que se entiende por asesoramiento) estarán encuadrados en el Nivel 2 (actualmente Grupo B).
  • Los empleados y los colaboradores externos de la correduría que meramente informan  a los clientes (en el artículo 4 del Real decreto consta indicado que se entiende por proporcionar información) estarán encuadrados en el Nivel 3 (actualmente Grupo C).

 

Actualmente

Futuro Reglamento de formación
Formación previaFormación continuaFormación previaFormación continua
Grupo A: 500hNo consta formación continuaNivel 1: 300h25h por año
Grupo B: 200h60h cada tres añosNivel 2: 200h25h por año
Grupo C: 50h30h cada tres añosNivel 3: 150h15h por año

 

Régimen de convalidaciones de la Formación previa:

  • Las personas que antes de la entrada en vigor del Real decreto de formación hayan superado el Grupo A tendrán convalidada la formación de Nivel 1.
  • Las personas que antes de la entrada en vigor del Real decreto de formación hayan superado el Grupo B tendrán convalidada la formación de Nivel 2 y 3.
  • Importante: Las personas que antes de la entrada en vigor del Real decreto de formación hayan superado el Grupo C NO tendrán convalidada la formación de Nivel 3. Pero podrán seguir llevando a cabo sus funciones en la correduría durante un año, plazo que se facilita para que se adapten cursando el Nivel 3.
  • Las personas que estén realizando los cursos de los Grupos A, B o C a la entrada en vigor del Real Decreto, una vez los finalicen, tendrán convalidada la formación superada en los términos indicados los tres puntos anteriores.

Solvento Consulting

Dpto. RRHH

error: Contenido protegido.