Etiquetaseguros

1
«A la Luna sin seguro de vida.»
2
IDD Y LA FORMACIÓN EN SEGUROS
3
Cómo valorar de forma general mi negocio
4
La competencia
5
¿Has invertido en tu hogar durante el COVID-19?
6
¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?
7
MEDIDAS DE AYUDA PARA PYMES Y AUTÓNOMOS
8
El director técnico de la correduría
9
Obligación de registrar la jornada laboral
10
Suspendido el cambio en el 347, corredurías de seguros

«A la Luna sin seguro de vida.»

El famoso discurso del presidente Kennedy en Mayo de 1961, diciendo que EEUU pondría un ser humano en la Luna antes de terminar la década, obligó a la NASA a ponerse las pilas, y tirar hacia adelante su programa espacial quemando etapas y asumiendo unos riesgos que hoy en día nos parecerían absolutamente impensables.

Y una de las cosas en las que tuvieron que improvisar rápidamente fue,

El seguro de vida de los astronautas:

Resulta que, la NASA no consiguió encontrar ninguna aseguradora que estuviera dispuesta a pagar un seguro de vida a Armstrong, Aldrin y Colins, las primeras personas en viajar a la Luna, ya que consideraban que era una misión prácticamente suicida y que había muchísimas posibilidades de que los astronautas no regresaran.

«No se puede circular sin un coche asegurado, pero si vas a la Luna no hay problema.»

Desde luego, razón no les faltaba. Pero no podía ser que 3 héroes fueran a hacer el viaje más apasionante y arriesgado de la historia de la humanidad y sus familias no fueran recompensadas de alguna manera si no conseguían volver. Por eso dieron con una ingeniosa solución: crear unas tarjetas especiales con diseños sobre la misión, que los 3 astronautas firmaron y dedicaron.

Postal firmada por: Neil Armstrong, Michael Collins y Edwin ‘Buzz’ Aldrin.

La idea era que las tarjetas quedasen en posesión de las familias y en caso de que los astronautas no regresaran a la Tierra, pudieran venderlas por un alto precio, ya que se convertirían en unos souvenirs muy valiosos… aunque también algo macabros. Por suerte la misión salió bien y las tarjetas fueron devueltas al club filatélico con el que se habían asociado, que las repartió por ahí sin que quedara ningún rastro oficial de ellas.

Pero los Astronautas del Apolo 11 no fueron los únicos en tener problemas con las aseguradoras. El conocido director de cine Stanley Kubrik, que por entonces estaba rodando ‘2001 una odisea en el espacio’ quiso contratar a una aseguradora que le compensara por las posibles pérdidas que sufriría el estreno de su película si los astronautas encontraban vida en la Luna.

La Luna, donde el apetito al riesgo disminuye.

Esto es algo que hoy en día nos parece de risa, pero curiosamente, ninguna aseguradora quiso arriesgarse. Todas pensaban que encontrar vida en la Luna era una opción demasiado probable como para arriesgarse. Pero finalmente pudimos comprobar que, al igual que en 2001 una odisea en el espacio, la Luna es un mundo desolado y estéril.

¡Habemus Instagram! Síguenos: @SolventoConsulting

IDD Y LA FORMACIÓN EN SEGUROS

En primer lugar, antes de empezar con esta nueva píldora sobre la formación, os queremos dar la bienvenida una vez mas al Blog del Corredor, antes de comenzar con esta nueva píldora formativa, os queremos recordar que ya publicamos 2 anteriores (las podéis ver aquí):

PÍLDORA 1: Distribuidores de Seguros.

PÍLDORA 2: Mediador de Seguros, ¿Cómo debe actuar?

Por tanto, ¿Qué trataremos en esta nueva entrada?

Repasaremos los cambios que se han producido con la aprobación del reglamento de formación, que desarrollará sobre esta materia el Real Decreto-ley 3/2020, de 4 de febrero.

Asimismo, hemos de saber que la norma se está tramitando actualmente como Proyecto de Real Decreto sobre formación e información estadístico-contable y del negocio de los distribuidores de seguros y por el que se modifica el Real Decreto 1060/2015, de 20 de noviembre, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras


FORMACIÓN INICIAL Y CONTINUA

A continuación, vemos una comparativa entre la situación actual y la futura respecto a las horas de formación inicial y continua de los diferentes Grupos y Niveles de formación:

Tabla comparativa
REQUISITOS DE FORMACIÓN

Por lo tanto, los distribuidores, así como su personal, deberán tener un determinado nivel de formación cuando desempeñen determinadas actividades o funciones:


RÉGIMEN DE CONVALIDACIONES DE LA FORMACIÓN INICIAL ACTUAL

Por lo tanto, hemos de saber que el hecho de haber superado alguno de los cursos de formación actuales (Grupos A, B y C) supondrá —excepto en el caso del Grupo C— la convalidación del Nivel de formación equivalente de acuerdo con el nuevo Reglamento.


* Importante: Las personas que con el título del Grupo C no tendrán convalidado el Nivel 3. Podrán seguir llevando a cabo sus funciones durante un año, plazo que se facilita para que se adapten cursando el Nivel 3.

Finalmente, debemos apuntar que las personas que estén realizando los cursos de los Grupos A, B o C durante la entrada en vigor del Real Decreto, una vez finalicen dichos cursos, tendrán convalidada la formación superada de acuerdo con lo indicado en el cuadro anterior.

Si tienes alguna duda: https://solventoconsulting.com/contacto/

Cómo valorar de forma general mi negocio

Puedes ver el artículo también en ADN del Seguro:

La pregunta sobre cómo valorar mi negocio, en una situación de incerteza socio económica por la COVID-19 tiene mucho calado, sobre todo para aquellos profesionales/empresarios que desean conocer qué valor tiene su negocio actualmente.

Para ponernos en contexto, vamos a destacar que la valoración de un negocio (corredor/correduría de seguros) en este artículo se centrará como es lógico, en el fondo de comercio -cartera de seguros – que este profesional/empresario viene desarrollando durante X años.

Y como tal, lo primero que tendremos que saber responder a estas cuestiones:

Estas cuestiones han de ser vistas desde una retrospectiva como mínimo de los cinco últimos ejercicios.

  • ¿Qué recursos utiliza el corredor para captar y gestionar clientes? Gestión comercial directa, a través de colaboradores, Leads, clientes corporativos, individuales, cautivos, etc.
    • Qué derechos y obligaciones se derivan en los diferentes acuerdos con terceros en la captación de clientes.
  • ¿Qué perfil de ramos viene desarrollando el mediador en su actividad?
    • Ramos de particulares/empresas, con mayor o menor valor añadido/con una rotación mayor en renovaciones/colectivos /individuales, etc.
  • ¿Cuántas personas trabajan en la actividad de mediación?
    • Está dimensionado conforme al volumen de clientes, tiene automatizados procesos a través del ERP, la antigüedad del personal y los planes de formación realizados.  
    • La ratio ingresos totales/coste empresa comparativa sectorial y territorial
  • ¿Con qué Aseguradoras se distribuye principalmente y qué tipo de acuerdos económicos vinculan la trayectoria del mediador? Negociación individual, Asociación, franquicia.

Y respecto a los ingresos derivados de la actividad, hay que tener en cuenta:

  • ¿Qué ingresos ha obtenido durante los cinco últimos años, qué ingresos son recurrentes, qué comisiones cede a colaboradores? Y qué previsión de ingresos tiene en el ejercicio actual
  • ¿Qué partidas de gastos son realmente afectos a la actividad y cuáles de estos son recurrentes para mantener la estructura?
  • Identificar posibles pasivos ocultos, como pueden ser cláusulas en contratos con terceros que vinculen la operación a realizar, deudas con aseguradoras, liquidaciones a colaboradores pendientes, así como estar al corriente de las obligaciones tributarias antes de realizar la transacción.
  • Excluir aquellas partidas de ingresos y gastos no afectos a la actividad, para definir una cuenta de explotación lo más ajustada a la realidad, según el fondo de comercio y los recursos que este necesita para mantenerse.

Con toda esta información recabada, podremos realizar el análisis de ratios del negocio que nos indicarán los parámetros en los que se sitúa la correduría vs el sector.

Obervaciones

Especial atención a la calidad de las BBDD de las corredurías, un factor que ayuda a mejorar la valoración de un negocio (recordemos; sector servicios/producto intangible) es la calidad de los datos.

  • Todavía hay un número importante de mediadores que no destinan parte de sus recursos en depurarlos, y dejan de lado la ventaja que supone disponer de una buena BBDD en un proceso de venta.
  • El efecto bañera en las corredurías, especial atención, conocer las bajas y saber cómo se está actuando para retener al cliente puede ser un factor para valorar positivamente o por el contrario en detrimento sobre una valoración.

¿Cómo lo valoro?

Después de haber realizado la captación y obtener las ratios necesarias, ¿cómo valoro el negocio? En el mercado existen diferentes formas y tendencias sobre cómo valorar una cartera de seguros, pero las más comunes y consensuadas son las siguientes:

  • Coeficiente multiplicador.
    Muy extendido en el sector de la mediación, el valor multiplicador por x veces las comisiones del último año…pero ¿Qué cálculo sustenta el factor multiplicador?
    Es decir, ¿es correcto aplicar 2 veces, 1,2 veces o 3 veces las comisiones del último año?
    Hemos de saber calcular qué valor de retorno podemos obtener a través del EBITDA que sea en torno a 6-8 años, de esta forma podemos realizar una cuenta de explotación con los ingresos y gastos previstos vinculados al fondo de comercio en cuestión.
    Este método nos aporta un valor teórico, sobre el que se proyectará en x años, a partir del cual veremos qué retorno tendremos sobre la adquisición del fondo de comercio.
  • Rentabilidad generada por cliente. Este método es algo más técnico, y se utiliza para analizar con más detalle la rentabilidad generada por cliente durante los años analizados.
    El resultado permite hacer proyecciones sobre la viabilidad de la cartera con relación al promedio de clientes activos y la rotación de estos.

Es evidente que estas u otras formas de valorar un negocio son válidas, si el resultado nos ha permitido obtener el retorno previsto.

Para ello lo más importante es recordar disponer de la mayor información, tanto para el que realiza la valoración, como para el que quiere que le valoren. La transparencia y facilidad en disponer los datos necesarios siempre multiplica.

La competencia

Un asunto importante al que prestar atención en el día a día de la correduría, como en cualquier negocio, es la competencia. Aquella que nos puede ganar el terreno por muy diferentes que intentemos ser.

La mayoría de las veces la competencia proviene de fuera, pero vamos a analizar una más sutil y que proviene de nuestro entorno más cercano, nuestros propios empleados.

Imagine que su empresa va a contratar a un empleado con un perfil cualificado: que tendrá acceso a la base de datos de clientes, que deberá tener una comunicación fluida con ellos.

En definitiva, que puede llegar a manejar una amplia red de contactos para desarrollar sus funciones.

Usted en un momento determinado puede temer que, si por cualquier causa finaliza su relación laboral, éste empleado pueda llevarse consigo información, clientes o incluso pueda realizarle la competencia directa estableciéndose por su cuenta o trabajando para empresas competidoras.

Contemple la posibilidad de establecer un Pacto de No Competencia postcontractual.

¿Qué es un Pacto de no Competencia?

Regulado en el artículo 21 de Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, establece que, mediante dicho pacto, el empleado renuncia a hacer la competencia cuando abandone la empresa a cambio de recibir una contraprestación económica.

Se puede suscribir desde el inicio de la relación laboral o incluso al término de esta.

¿Qué requisitos debe cumplir?

Para que este pacto sea válido, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Su empresa debe tener un interés industrial o comercial. Se presumirá que existe este interés si existe un perjuicio potencial en el caso de que el empleado desarrolle la actividad afectada por la obligación de no competencia. A estos efectos, no sería válido pactar la prohibición de trabajar en otra actividad que no esté relacionada con la empresa.
  • Duración: El periodo máximo de duración de este pacto podrá ser de 2 años para empleados técnicos (por ejemplo, un responsable de departamento), o de 6 meses en el resto de los casos, como podría ser el caso de empleados administrativos sin mayor responsabilidad, pero con acceso a datos confidenciales.
  • Mutuo acuerdo: No se puede obligar a un empleado a firmar este tipo de pactos. En necesario contar con su acuerdo.
  • Compensación económica adecuada como contraprestación.

¿Qué se considerará como compensación económica adecuada?

Además, para que el pacto siga teniendo validez, debe abonar una compensación económica adecuada. Algunas empresas no cumplen este punto y ello provoca que dicho pacto se convierta en nulo.

Puesto que la ley no define qué se considera adecuado, deberemos considerar aspectos como la responsabilidad que tendrá el empleado en la empresa, su salario global, el tiempo en que no podrá realizar la competencia una vez fuera de su organización, etc.

Asimismo, debe señalar en el pacto el momento en que abonará la compensación. Como opción recomendable, puede efectuar el pago en la nómina mensual, reflejando como concepto “Compensación por no competencia”, aunque también puede abonarlo en el momento de la extinción de la relación laboral.

En este sentido, si el sueldo de su empleado es superior al que marca el convenio para su categoría, puede incluir este concepto de forma separada dentro de los que utilice para retribuir las mejoras que le abone respecto al salario fijado en convenio. De esta manera, no quedará ninguna duda de que cumple con el requisito de la retribución por este pacto y además evitará asumir costes adicionales.

La compensación debe permitir al trabajador mantener una estabilidad económica durante el tiempo en que no va a poder trabajar para competencia. En términos generales se ha considerado que se cumple esta condición si se le paga un 30% de su salario.

¿Qué pasa en caso de incumplimiento por parte del empleado?

Si pese a tener firmado dicho pacto y retribuirlo de manera adecuada, una vez finalizada la relación laboral con su empleado, detecta que éste empieza a trabajar o colaborar para un competidor dentro del tiempo establecido, podrá reclamarle una indemnización.

En concreto, su empresa podría reclamar la cuantía pactada en el propio pacto. Se suele pactar la devolución de los importes que el empleado haya cobrado por este concepto.

Si no se reflejó ningún importe a devolver, puede reclamar una indemnización por daños y perjuicios que le haya causado la actividad competidora de su antiguo empleado. Por ejemplo, por una fuga de clientes, por el descenso en su facturación, etc.

Por último, dispone de un año desde que tenga conocimiento de la actividad competidora para reclamar la indemnización, siempre que no hayan transcurrido dos años desde su cese.

Recuerda, ponerte en manos de los profesionales adecuados puede solucionarte muchos de estos problemas cotidianos del día a día que puedes desconocer.

¿Has invertido en tu hogar durante el COVID-19?

Solvento recomienda…

Llevamos 60 días de confinamiento desde el 15 de marzo y gran parte de los españoles hemos decidido invertir tiempo en nuestro hogar (aprovechando la ocasión). Pintar, arreglar alguna estantería, optimizar la terraza con una buena hamaca para poder tomar el sol, una barbacoa para el jardín…. Son unos pocos de los muchos proyectos que hemos realizado.

Para empezar;

  • El 51 % de los hogares españoles se vieron obligados a re-imaginar y convertir espacios para poder cubrir sus necesidades diarias.
  • El 21 % tuvo que reconvertir el salón para poder adaptarlo a su trabajo.
  • El 20 % tuvo que abrir su gimnasio personal en el salón para poder practicar deporte.
  • Un afortunado 15 % con terraza en cambio, decidió utilizar la terraza para hacer ejercicio.
  • Y un 9 % adaptó su salón para poder combinar hijos y trabajo, y hacer así que pudiesen disfrutar de su compañía.

Seguidamente y tras estos datos y por muchos más, el 62 % de las personas que habían solicitado realizar una reforma o reparación antes del COVID-19, re-afirman su intención de realizar esa reforma en cuanto concluya el confinamiento, introduciendo elementos que no habían tenido en cuenta antes de la pandemia con las necesidades que han podido tener durante estos días.

¡Pero eso no es todo!

No nos olvidemos de esas personas que, para hacer pasar mejor el tiempo, han visto la ocasión de regalarse entretenimiento: Videoconsolas y videojuegos, juegos de mesa, un nuevo PC o portátil, una nueva Smart TV 8k de 75 pulgadas etc… Todos o casi todos habremos hecho algo de esto a lo largo de los 59 días confinados que llevamos.

¿Pero hemos notificado de ello a nuestro seguro de hogar?
¿Lo hemos actualizado?
¿Qué puede ocurrir si le pasa algo a nuestras nuevas inversiones y no lo hemos notificado?

Pues la respuesta es clara, Infraseguro (es decir, que tus bienes estén asegurados por un valor inferior a su coste en el mercado). En este caso, la indemnización no cubrirá la totalidad de los daños sufridos. Es importante recordar a los tomadores que lo importante siempre está en el interior.

Para acabar, desde Solvento recomendamos a todos aquellos corredores que nos leen, que no estaría de más recordarle a sus asegurados que actualicen sus pólizas de hogar en caso que hayan realizado alguna modificación/mejora de su hogar para evitar así alguna sorpresa desagradable en el futuro.

Un #teleabrazo a tod@s nuestros lectores.

¿Cómo afecta el COVID-19 en el sector de la mediación de seguros?

Después de más de 15 días desde que se decretó el Estado de Alarma, todos nos hemos visto inmersos en un mar de dudas sobre cómo llevar de la mejor forma posible una situación ajena a cualquier previsión real de afrontar nuestras diferentes responsabilidades, tanto personales, familiares y de trabajo.

En primer lugar, personal porque independientemente de la edad que uno tenga y de las experiencias que la vida le haya deparado, esta situación de confinamiento se escapa a cualquier experiencia vivida.

En segundo lugar, familiares por la necesidad de saber de nuestros seres queridos, amigos y conocidos. A medida que van pasando los días la preocupación avanza y nos sobrepasa en muchas ocasiones.  

Y en tercer lugar el profesional, por cómo se está encajando esta situación en los diferentes despachos de corredores y corredurías. Un sector asegurador que, paradójicamente, excluyen por lo general las pandemias, y que hasta hace poco nos resultaban difícil imaginar. La realidad siempre supera la ficción.

Ahora bien… ¿cómo está afectando la enfermedad COVID-19 en el sector de la mediación?

Durante estos días, he recibido diferentes inputs de todo tipo de corredores y corredurías sobre cómo están llevando sus despachos y actividades, sus equipos y sobre todo la sobre saturación de información en la que nos encontramos diariamente (incluyo este artículo). Sea por la generación de contenido del propio sector como la que se genera a través de los RD del Gobierno y otras medidas de Gobiernos Autonómicos, para ayudar y controlar la situación de crisis, me veo en la tesitura de aportar una visión particular sobre qué consecuencias se derivan en el sector de la mediación a causa del COVID-19.

¿Qué medidas están tomando algunas corredurías?:

La primera: volcarse en “contactar” (remarco en comillas esta palabra) con los clientes para preguntar: ¿cómo estás? ¿Estáis todos bien?  La diversidad de clientes de una cartera hace que las situaciones también sean distintas: he cerrado la tienda, estoy preocupado mi negocio no puede continuar, he sido afectado por un ERTE, etc. Situaciones que para el corredor son también una preocupación, y es aquí donde su proximidad es imprescindible para transmitir al cliente que está a su lado, que cuenta con él, que le asesorará en aquellas decisiones clave para no perjudicar su futuro inmediato que eviten tener que anular pólizas por miedo a impagos, sin valorar el impacto real que podría conllevar en caso de siniestro.

Ahora más que nunca es necesario el contacto verbal/visual con el cliente.

Es aquí, donde radica la acción actual del corredor. Conocer cuál es el grado de riesgo que puede tener actualmente el cliente y explicarle qué medidas se pueden tomar de forma coherente para garantizar en la medida de lo posible su bienestar.

En este punto es donde la gran mayoría de Entidades Aseguradoras han activado sus diferentes ayudas al consumidor en forma de: descuentos, aplazamientos, etc. Estas ayudas son imprescindibles para que se mantenga la estabilidad económica, tanto en particulares como en pymes, gracias al sector asegurador que lucha también contra esta crisis sanitaria.

Por eso es muy importante “comunicarse” con el cliente para hacerle partícipe que ser “mediador” de seguros es algo más que tramitar una póliza. Es captar las necesidades del cliente, es analizar el riesgo, es valorar qué solución es la más acorde y buscar en el mercado asegurador el producto que mejor se ajuste a dicha necesidad.

La segunda: La iniciativa colaborativa con la CRUZ ROJA de FECOR, ADECOSE, AUNNA, CIAC, COJEBRO, E2K, ESPABROK y el CONSEJO GENERAL, que juntos representan la casi totalidad del sector de la mediación, hace que podáis estar muy orgullosos de participar de este acto solidario que va más allá de los objetivos comerciales, cuotas de mercado, competencia y operadores de Banca Seguros.

«Estamos hablando de contacto directo con las personas, y es aquí donde un mediador de seguros es el contacto directo para tratar de los riesgos.» 

Y por último, estoy convencido que esta experiencia que estamos viviendo nos enseñará a cambiar y adaptarnos en las nuevas reglas de comunicación con los clientes.

Por último pero no menos importante y menos en los tiempos que pasan, os mandamos un fuerte #teleabrazo, y recordad, #quedateencasa.

MEDIDAS DE AYUDA PARA PYMES Y AUTÓNOMOS

El Gobierno de España, ha anunciado nuevas medidas excepcionales mediante Decretos-ley en materia tributaria para ayudar/facilitar pagos a Pymes y Autónomos, entre ellas por ejemplo, se alarga el plazo de pago hasta el 30 de Mayo, puedes leerlas a continuación:

El Real Decreto-ley 7/2020 de 12 de marzo contempla una serie de medidas para la flexibilización de aplazamientos para pymes y autónomos.

Con carácter provisional, los contribuyentes que quieran acogerse a las medidas de flexibilización de aplazamientos incluidas en el mismo, deberán proceder de acuerdo con las siguientes instrucciones:

  • La suspensión de los términos y la interrupción de los plazos administrativos que se establecen en el Real Decreto, no será de aplicación a los plazos para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias, por lo que se deberá presentar por los procedimientos habituales las declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones.

 

  • El artículo 14 del Real Decreto-ley, concede la posibilidad de aplazar el ingreso del pago de todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 13 de marzo de 2020 al 30 de mayo de 2020, siempre que su cuantía sea inferior a 30.000,00 euros.

 

  • El aplazamiento también se aplica a las deudas tributarias que en principio no pueden ser objeto de aplazamiento de conformidad con el artículo 65.2 de la LGT (retenciones y pagos a cuenta del I.R.P.F.)

 

  • Únicamente podrán optar a dichos aplazamientos las personas o entidades con un volumen de operaciones inferior a 6.010.121,04 euros durante el año 2019.

 

  • El aplazamiento se concederá para un periodo de 6 meses, no devengando intereses de demora durante los 3 primeros meses.

MEDIDAS A NIVEL NACIONAL Y COMUNIDAD AUTÓNOMA

El RD ley 11/2020 del 31 de marzo publicado el 2 de abril de 2020 ha dado una serie de medidas a nivel laboral y destacamos las siguientes:

  •  Aquellas personas que teniendo como mínimo dos meses de duración de su contrato laboral, y este se haya extinguido con posterioridad al estado de alarma del 14 de marzo de 2020, que carezcan de otras rentas según art. 275 TRLGSS y por no haber cotizado lo suficiente no puedan acceder a la prestación de desempleo, serán beneficiarias del subsidio de desempleo excepcional por fin de contrato temporal. El importe a cobrar será un 80% del IPREM actual. (537,87 x 80% = 430,30 euros mes). No es compatible con otras rentas, como puede ser la renta mínima. Su duración será de un mes que podrá ser ampliado por decreto-ley.

  • Moratoria de las cotizaciones sociales a la Seguridad Social. Por duración de 6 meses tanto para empresas como para autónomos. Afecta a las recaudaciones de abril a junio de 2020 para las empresas, y de mayo a julio de 2020 para RETA, siempre que las actividades que realicen no se hayan suspendido con ocasión del estado de alarma declarado por el RD 463/2020 de 14 de marzo. Deben presentarse en los 10 primeros días naturales de los plazos reglamentarios de ingresos. TGSS contestará en un plazo de 3 meses pero quedará aplazado en el momento de la presentación.
    Las empresas que tengan ERTE por Fuerza Mayor no se lo pueden aplicar. La falsedad documental o de información podrá incluso considerarse de carácter penal.

  • Aplazamiento en el pago de deudas con la Seguridad Social, deberán presentarse durante los 10 primeros días naturales del plazo reglamentario de ingreso, entre abril y junio de 2020, y se le aplicará un 0,5% de interés.
  • Disponibilidad de los planes de pensiones en caso de desempleo, si estas desempleado por un ERTE, ser dueño de establecimientos suspendidos por RD 463/2020 del 14 de marzo, y los autónomos de cese de actividad por COVID-19. El importe a disponer será en relación al salario dejado de percibir o los ingresos netos dejados de percibir tanto para tiendas como para el cese de actividad.

  • Trabajadores confinados por el Covid-19 y que no pueden desplazarse a su trabajo siendo por servicios esenciales RD ley 10/2020, tendrán la incapacidad temporal en situación excepcional de confinamiento total. La confinación de la población donde reside deberá demostrarse mediante certificación del Ayuntamiento, y el no poder trabajar telemáticamente deberá demostrarse mediante certificación de la empresa o declaración responsable ante el órgano del SPS si es trabajador RETA.

  • Compatibilidad del subsidio por cuidado de menor y prestación por desempleo o cese de actividad durante la permanencia del estado de alarma.

  • Carácter retroactivo y tramitación del subsidio extraordinario por falta de actividad de las personas integradas en el Sistema Especial de Empleados del Hogar y del subsidio de desempleo excepcional por fin de contrato temporal.

  • Existencia de bono social para trabajadores en cuenta ajena afectados por ERES y/o trabajadores autónomos que hayan visto afectada su actividad como consecuencia del COVID-19, en relación a los suministros de la vivienda habitual siempre y cuando el titular
    este acogido al precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) o que acepte la formalización de un contrato con la comercializadora en este sentido.

  • A nivel de la Comunidad Autónoma de Cataluña hay una ayuda de 2000 euros para las personas físicas de RETA que acrediten una reducción drástica e involuntaria de su facturación como consecuencia de los efectos del coronavirus, requisitos:

-No estar en alta en las actividades en que las autoridades sanitarias han decretado el cierre.

-No disponer de otras fuentes de ingresos.

-Estar dado de alta en RETA.

-Acreditación de pérdidas en el mes de marzo de 2020 comparables a marzo de 2019, sino se estaba dado de alta en estas fechas, en relación a la media de facturación mensual desde el alta en RETA.

 

Desde el Blog del Corredor seguiremos informandoos de todas las novedades que vayan surgiendo. ¡Nos leemos!

El director técnico de la correduría

Un cargo de responsabilidad en la distribución de seguros

Ha aparecido publicado en varios medios del sector, que “corre peligro” el cargo de Director Técnico de la correduría de seguros, como si de la noche a la mañana hiciesen desaparecer una responsabilidad que se deriva de la intermediación de seguros.

No tiene mucho sentido pensar que la intención del legislador sea la de suprimir responsabilidades… ¿no creen?

Vender o Seguir como corredor de seguros
¿No será que solo le cambian el nombre?

Lo que indica la actual la Ley 26/2006:

b) Los corredores de seguros, personas físicas, deberán acreditar haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Aquellas personas que participen directamente en la mediación bajo la dirección del corredor de seguros deberán estar en posesión de los conocimientos necesarios para el ejercicio de su trabajo.

En las sociedades de correduría de seguros deberá designarse un órgano de dirección responsable de la mediación de seguros, y, al menos, la mitad de las personas que lo compongan y, en todo caso, las personas que ejerzan la dirección técnica o puesto asimilado (director técnico) deberán acreditar haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Asimismo, cualquier otra persona que participe directamente en la mediación de los seguros deberá acreditar los conocimientos y aptitudes necesarios para el ejercicio de su trabajo.

¿Y qué dice el proyecto de Ley de Distribución?

c) Acreditar que los corredores de seguros, personas físicas, así como, en el caso de personas jurídicas, la persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que forman parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución y todas las personas que participan directamente en la distribución de seguros, cumplen el requisito de honorabilidad comercial y profesional en los términos dispuestos en el artículo 2. Este requisito será igualmente aplicable a los administradores del corredor de seguros, persona jurídica.

«Responsable de la actividad de distribución»

Y además, el Borrador de Real Decreto por el que se desarrollará la Ley de distribución de seguros y reaseguros privados en materia de formación, dice:

  • Artículo 1. Ámbito de aplicación.

1. El presente real decreto se aplicará a los distribuidores de seguros y de reaseguros, definidos en el artículo 2 de la Ley XX/XXXX, de XX de XXXX, de distribución de seguros y reaseguros privados, a los colaboradores externos, así como al personal relevante de los anteriores.

2. A efectos de este real decreto, se entenderá por personal relevante a toda persona, empleado o no, que participe directamente en la distribución de seguros y reaseguros privados por cuenta de los distribuidores de seguros o de reaseguros o de los colaboradores externos, proporcionando información o prestando asesoramiento a clientes o potenciales clientes.

3. Serán consideradas asimismo como personal relevante las siguientes personas:

a) La persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución de las entidades aseguradoras y reaseguradoras.

b) La persona responsable de la actividad de distribución o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de distribución de los mediadores de seguros y corredores de reaseguros, personas jurídicas.
http://www.mineco.gob.es/stfls/mineco/ministerio/participacion_publica/audiencia/ficheros/ECO_Seg_AP_180731_RD_formacion.pdf

c) La persona responsable de la actividad de colaboración con la distribución de seguros o, en su caso, las personas que formen parte del órgano de dirección responsable de la actividad de colaboración con la distribución de seguros de los colaboradores externos de los mediadores de seguros.

  • Artículo 2. Objeto.

1. El objeto de este real decreto es establecer criterios sobre los conocimientos y aptitudes que deben tener los distribuidores de seguros y de reaseguros y su personal relevante, así como sobre el modo en que dichos conocimientos y aptitudes deben ser evaluados.

2. Asimismo, se concreta la forma en la que las personas y entidades obligadas podrán acreditar el cumplimiento de los citados requisitos.

«KEEP CALM AND SAVE THE DIRECTOR»

Es conveniente asesorarse y no dejarse llevar por titulares que pueden crear confusión en el mercado.

Obligación de registrar la jornada laboral

La obligación de registrar la jornada laboral de todo el personal se ha puesto en marcha

Recientemente se ha publicado en el BOE el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Hasta ahora, y después de varios cambios de interpretación por parte de la Inspección de Trabajo, su empresa tenía la obligación de registrar la jornada de sus empleados a tiempo parcial y de efectuar una totalización mensual. También debía entregar, junto con la nómina, una copia de dicho registro al empleado, reflejando el resumen de las horas realizadas cada mes (ya fueran ordinarias o complementarias).

Pues bien, esta reciente norma extiende la obligación a toda su plantilla, incluyendo la de los contratados a jornada completa.

Particularidades:

  • Dicha obligación entrará en vigor el próximo 12 de mayo. Así pues, a partir de esa fecha deberá realizar un registro diario de la jornada de todos sus empleados incluyendo la hora concreta de inicio y de fin de la jornada.
  • Para cumplir con esta obligación, el convenio – o un acuerdo de empresa con los representantes de los trabajadores – puede indicar cómo documentar este registro.

Recordemos que el convenio del sector se encuentra prorrogado en estos momentos, a la espera de acuerdo de las partes y posterior publicación.

En su defecto, usted puede decidir de forma unilateral (previa consulta con los representantes de los trabajadores, si los hay) cómo cumplir con esta obligación. Por ejemplo, mediante un sistema de fichajes electrónico o con un registro manual que documente la hora de entrada y de salida, siendo este último un sistema poco valorado por la Inspección por su mayor grado de manipulación.

  • Su empresa deberá conservar los registros de jornada durante cuatro años, quedando a disposición de trabajadores, representantes e Inspección de Trabajo.
  • Se introduce a este respecto una nueva sanción en la LISOS (Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social), quedando tipificado el incumplimiento del registro de jornada como una infracción grave en materia de relaciones laborales, cuya multa oscila entre 626 o 6.250 euros, en función de la gravedad de los hechos.

Ante la proximidad de nuevas elecciones generales y del marco parlamentario que pueda derivarse, el presente RD es posible que esté sujeto a posibles variaciones.

Si estás interesado en conocer más sobre este artículo y de cómo aplicarlo a tu negocio consultanos.

Suspendido el cambio en el 347, corredurías de seguros

Finalmente, la Administración ha entendido que el cambio podría haber supuesto un problema importante para una inmensa mayoría de empresas y profesionales. Y en el día de hoy 31/10/2018 ha salido publicado en el BOE la modificación a la fecha anterior al mes de febrero.

Cita textualmente » para establecer con carácter indefinido el plazo de presentación del
modelo 347 en el mes de febrero» 

Pueden acceder al siguient link: https://goo.gl/xNUh1C

 

Lo que hubiese supuesto si no se hubiese conseguido realizar el cambio de fechas corresponde al post anteriormente editado. 

 

La Agencia Tributaria está por la labor de hacer que el próximo mes de enero sea especialmente complicado. (No vigente)

¿Qué supondrá para las corredurías?

Disponer de la información contable lo más actualizada posible para evitar sorpresas de última hora con cierres del 4 Trimestre.

Un ejemplo de cómo puede afectar a las corredurías es que, algunas corredurías, puedan depender de la información que les faciliten las Aseguradoras para completar/declarar los ingresos percibidos durante el 2018 y que no se llegue a tiempo.

En la partida de compras no debe de haber mayor problema, puesto que son las facturas recibidas que habrán cursado durante el 2018, pero… ¿Y las facturas/liquidaciones emitidas a las Aseguradoras?

Recordad que en el pasado ejercicio las Aseguradoras enviaron los comunicados a los corredores para recoger o no la delegación a su favor, o sea la Autorización para expedir factura por el Destinatario.

Independientemente de quién emita la factura (compañía o corredor), éste último debe disponer de la información lo más actualizada posible en su contabilidad.

Cabe recordar que la información que se debe de cumplimentar en el 347 ha de ser por trimestres y que corresponda a lo realmente imputado.

Siendo el nuevo plazo máximo de presentación el 31/01/2019.

¿Y si me imputan a mi correduría carteras que he incorporado durante este 2018?

Cabe la posibilidad que la Aseguradora impute íntegramente, si se ha incorporado una cartera durante este 2018, el volumen que el colaborador haya generado previamente, por lo que será aconsejable realizar las acciones de control interno en la contabilidad del presente ejercicio para poder justificar debidamente, en caso de requerimiento, qué comisiones realmente se han intermediado por parte de cada uno.

¿Qué debería hacer?

La recomendación es actualizar la contabilidad lo antes posible, conforme a las transacciones realmente efectuadas con las aseguradoras para conocer a cierre del Tercer Trimestre lo acumulado hasta la fecha. De esta forma, solo quedaría por imputar el transcurso del Cuarto Trimestre.

Con esta previsión se podrán revisar durante la primera quincena del mes de enero (teniendo en cuenta que son fiestas navideñas) las comisiones por compañías y por trimestre que se han generado durante el 2018 que superen los 3005,06.-€

Hay que recordar que cada sujeto pasivo, (físico o jurídico) está obligado a disponer de su propia información sobre operaciones con terceros, sin que se tenga que depender de estos para recabarla.

¿Qué pasa si no lo presento?

Artículo 198, Ley 25/2003 Ley General Tributaria

Si se trata de declaraciones exigidas con carácter general en cumplimiento de la obligación de suministro de información recogida en los artículos 93 y 94 de esta ley, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 20 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma persona o entidad que hubiera debido incluirse en la declaración con un mínimo de 300 euros y un máximo de 20.000 euros.

¿Qué importancia tiene el 347?

Puede parecer exagerado protestar porque se adelante un mes una declaración, pero en este caso está justificado. Y es que, adelantar la presentación de una declaración tan compleja, puede provocar que no se prepare adecuadamente, con el consiguiente riesgo de sanciones.

El modelo 347 es una declaración informativa que recoge las operaciones con terceros que, realizadas durante el ejercicio, superen los 3.005,06 euros.

Y hay que recordar que el 347 ha ido complicándose desde su implantación, pasando de una declaración que se presentaba a finales a marzo y era puramente informativa, a una declaración mucho más compleja, con desglose de importes trimestrales, especificando las cantidades percibidas en metálico, etc.

La Agencia Tributaria utiliza este modelo para controlar el fraude fiscal, a través de la comparativa entre los datos aportados por proveedores y clientes. Pero, en realidad, el adelanto acortará el margen de tiempo que tiene el contribuyente para cotejar con sus proveedores las informaciones, corregir duplicidades y reclamar facturas no recibidas, lo que puede provocar errores en el modelo.

Y, en concreto, para corredores y corredurías puede ser especialmente compleja la presentación de la declaración, porque el flujo de información con las Compañías no es siempre tan eficiente como desearíamos. Las liquidaciones de comisiones de diciembre deberían estar disponibles y con exactitud a mitad de enero, y las correcciones necesarias en caso de discrepancia entre los cálculos de las corredurías y las liquidaciones de las Compañías deberían poder hacerse con tiempo suficiente.

En definitiva, el esfuerzo que se le exige a corredores, corredurías, gestores y asesores, parece excesivo para simplemente “homogeneizar” los plazos de presentación. Lo único que podemos hacer es insistir en que un programa de gestión eficiente, un control exhaustivo, revisiones periódicas y continuas por parte de los corredores y corredurías, es lo que se necesita para poder afrontar con garantías la presentación en enero del modelo 347.

 

José A Muñoz

SOLVENTO CONSULTING